El cáncer de mama: ¿puede ser causado por antitranspirantes?

Para prevenir esta enfermedad se recomienda seguir bueno hábitos para mantener un estilo de vida saludable

88
áncer de mama
Godisable Jacob/Pexels

Hace tiempo que se viene manejando el concepto de que los desodorantes y antitranspirantes son factores que provocan el cáncer de mama. Incluso muchas mujeres y hombres han preferido dejar de consumir este tipo de artículos y optar por aquellos que son naturales. Pero ¿qué hay de cierto en esta teoría?

Para empezar de lleno con el tema, hagamos una breve pausa solo para diferenciar cuál es el uso o servicio que brinda cada una de estos productos. Comencemos con el primero, que se caracteriza por eliminar el exceso de bacterias, las cuales provocan el mal olor de las axilas; mientras que el segundo, lo que hace es bloquear la transpiración de las glándulas sudoríparas, de ahí que se asocien con el cáncer de mama.

Pero veamos qué nos dice Laura Tirado Gómez, del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, quien de entrada comparte que esta creencia de que los desodorantes y antitranspirantes causan el cáncer de mama, es todo un debate entre la comunidad científica.

“Un artículo muy importante, el cual hablaba de un estudio hecho en Inglaterra donde se encontró esta asociación y explicaban que era muy importante suspender el uso de antitranspirantes, sin embargo, el estudio tenía algunos sesgos, y hasta la fecha sigue la controversia, no podemos decir sí causan o no cáncer de mama”, comenta la académica.

Mejor prevenir cáncer de mama

Tirado Gómez señala que ante el tema del cáncer de mamá y, este debate, es mejor realizar algunas acciones como lavar las axilas antes de ir a dormir, con la intención de quitar el antitranspirante para que transpiren las glándulas sudoríparas.

“Lo que recomiendo es la autoexploración de los senos a partir de los 25 años en adelante, el cáncer de mama se puede presentar a cualquier edad, sin embargo se da con mayor frecuencia entre los 35 y 60 años. Además es necesario realizarse la mastografía, sobre todo las mujeres que tienen antecedentes de esta enfermedad en su familia, a partir de la edad de 40”, recomienda la especialista.

La académica agrega que en caso de sentir un bulto en alguno de los senos, lo mejor es acudir con el ginecólogo para hacer directamente un ultrasonido que también puede ayudar a detectar si se trata de cáncer de mama.

La vocera de la UNAM, asegura que más que preocuparse por el uso del desodorante o antitranspirante, es mejor ocuparse de nuestro propio estilo de vida, porque los malos hábitos asociados al alcohol, cigarro, sobrepeso y obesidad, son factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama.

VIBEtv