La polio amenaza a una Latinoamérica que todavía no sale del COVID-19

El número de niños vacunados bajó considerablemente durante la pandemia de COVID-19.

297
La polio amenaza a una Latinoamérica que todavía no sale del COVID-19
EFE

América Latina podría enfrentar un nuevo problema sanitario cuando se supere la pandemia de COVID-19: un incremento considerable en los casos de polio, una enfermedad que se consideraba erradicada gracias a los programas de vacunación mundiales y que hoy reaparece como la principal amenaza sanitaria tras el COVID-19.

El resurgimiento de la polio se empieza a registrar en países como Perú, donde ni la mitad de la población infantil ha sido vacunada, principalmente porque desde marzo la gente ya no acude a las clínicas ni centros de salud.

Hasta el 13 de octubre, sumaban en todo el mundo 129 casos de polio (poliovirus salvaje WPV1) y 429 de poliovirus derivado de la vacuna circulante, cuando el año pasado la cifra apenas llegó a 88 y 103, respectivamente.

Pandemia frena vacunación

En entrevista para la agencia EFE, el doctor Raúl Urquizo del Colegio Médico de Lima explicó que la pandemia redujo considerablemente el número de menores vacunados contra la polio, ya que parte de la cuarentena se dio en un periodo de vacunación.

Según las autoridades de Lima, antes de la pandemia la cobertura de vacunación era superior al 90%, pero el porcentaje se habría reducido hasta un 22% durante la crisis sanitaria derivada del COVID-19.

“El Ministerio de Salud ha hecho una fuerte campaña en estas últimas semanas y estamos alrededor del 43% a nivel nacional; hay localidades con un déficit de más del 60%, la mayoría. Entonces existe una preocupación”, declaró el especialista.

No bajar la guardia

Por su parte, Ángela Flores, Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (Alafarpe), llamó a no bajar la guardia ya que enfermedades que ya fueron controladas podrían volver a amenazar a por lo menos el 50% de la población infantil en Perú.

“El país enfrenta un serio riesgo de que enfermedades que ya se habían erradicado como el sarampión y la polio puedan volver a aparecer, porque la población tiene miedo de ir a los establecimientos de salud”, declaró Flores.

La polio es una enfermedad que se transmite por agua, alimentos y por contacto directo de persona a persona, por lo que la única forma de prevenirla es con la vacunación adecuada.

Uno de cada 200 casos de polio producen una parálisis irreversible –generalmente en piernas-, mientras que entre el 5% y el 10% pueden morir ya que esta parálisis puede afectar músculos respiratorios y el encéfalo.

Con información de EFE

Te puede interesar:

Rusia comenzará distribución de su vacuna a finales de año

VIBEtv