5 ejercicios para prevenir enfermedades cardiorrespiratorias

Estas son algunos de los ejercicios que te recomendamos para que tengas una mejor salud y no caigas en riesgos de salud cardiorrespiratorios.

120
ejercicio
Foto: Pixabay.

Primero debes identificar si la afección con la que has vivido toda la vida es una de las enfermedades cardiorrespiratorias, ya que estas afectan a las vías por las que respiramos, incluidas las vías nasales, los bronquios y los pulmones. Incluyen desde infecciones agudas como la neumonía y la bronquitis a enfermedades crónicas como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Debido a que muchas de las enfermedades antes mencionadas pueden tener complicaciones severas, es importante que los ejercicios que practiques puedan ayudar a mantenerte saludable, pero también a tener una musculatura firme. Por eso te recomendamos las siguientes actividades:

Caminar

Parece difícil creerlo, pero algo tan básico como caminar podría ser tu mejor aliado para mantener tu salud en buen estado y evitar un sin fin enfermedades cardiorrespiratorias. Numerosos estudios concluyen que caminar tiene un efecto benéfico en tu salud mental y física. Solo 30 minutos al día, a una velocidad moderada, ayuda a mantener un peso saludable y bajar los niveles de colesterol. Además de mejorar la memoria y tu estado de ánimo, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y muchas otras.

Nadar

Los estudios lo confirman: la natación es el ejercicio perfecto. Este deporte aeróbico tonifica los músculos y ayuda a adelgazar. Además: reduce los niveles de estrés, mejora el rendimiento cardiovascular, estabiliza la presión sanguínea, mejora el sistema nervioso central, estabiliza los niveles de colesterol.

Es un entrenamiento idóneo para pacientes asmáticos, pues les ayuda a mejorar su sistema respiratorio. Por otra parte, la natación beneficia a los pacientes de artritis porque reduce la tensión en las articulaciones y previene enfermedades cardiorrespiratorias.

Entrenamiento de Fuerza

Cuando escuchas “entrenamiento de fuerza”, quizás lo primero que te viene a la mente es una imagen de físico culturistas profesionales levantando pesas monumentales. Sin embargo, el término abarca desde el uso de pesas y equipo, hasta ejercitar los músculos solo con el peso propio. Estos ejercicios son esenciales para aumentar la masa muscular y la densidad ósea. Además, ayudan a mantener la flexibilidad de las articulaciones, que a su vez reduce los síntomas de artritis. La Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda dos a tres sesiones de 20 a 30 minutos cada semana.

Tai chi

El tai chi, pronunciado taiji, es un arte marcial chino que aplica la filosofía de las fuerzas del yin y yang al entrenamiento físico. Sus resultados se reflejan en la salud y el bienestar de quienes lo practican

Contrario a otras artes marciales, este ejercicio es de bajo impacto. Utiliza movimientos circulares—no forzados—por lo que relaja los músculos y no ejerce mucha presión en los tejidos ni articulaciones. Además, reduce el estrés y provee más flexibilidad y balance.

Bailar

¿Quién dijo que el ejercicio tiene que ser aburrido? Si quieres una actividad física entretenida, versátil y accesible, el baile podría ser el ejercicio idóneo para ti. Bailar está relacionado con bajos niveles de depresión y estrés. Otros beneficios además de prevenir enfermedades cardiorrespiratorias incluyen: la pérdida de peso, mejor balance y flexibilidad, más energía y mejor memoria.

Te puede interesar:

Marlboro dice adiós a México en 2030

VIBEtv