La importancia de los cuidados para no enfermarse en invierno

363
Salud invernal
Foto: Pixabay

Es importante que con la llegada del invierno y sus bajas temperaturas, también en algunas sierras del país la caída de aguanieve; te protejas más en la temporada invernal, puesto que con el virus del Sars-Cov2 (coronavirus) y con influenza al asecho, los síntomas de estos dos virus podrían complicarse e incluso combinarse.

Pero además de que puedas enfermarte de posibles resfriados o de virus que atacan tu sistema inmunológico, también hay una cantidad considerable de personas que durante el invierno también pueden aumentar de peso y hasta sufrir depresiones o cuadros de estrés, así que te damos algunos consejos para lidiar con el frío que se avecina.

Reforzar la higiene en invierno

En invierno, los virus que causan los resfríos y la gripe circulan con mayor frecuencia y la tasa de contagio aumenta por el hecho de estar en ambientes cerrados y mal ventilados. Para ello, lavarse las manos sigue siendo una de las mejores formas de evitar el contagio. Además, es recomendable taparse la boca o cubrirse con el brazo al momento de estornudar o toser para evitar la propagación de los gérmenes. Asimismo, hay que evitar tocarse los ojos, la boca y nariz ya que de este modo es como se propagan los virus.

Evita los cambios de temperatura

Evita los cambios bruscos de temperatura, debes tomar en cuenta que la temperatura del lugar en donde te encuentres debe estar al rededor de los 22º C y además de que es aconsejable que ventiles periódicamente los ambientes.

Reforzar los cuidados de la piel y la alimentación

Los rayos de sol pueden quemar la piel durante el invierno especialmente para aquellos que practican deportes invernales o al aire libre o en lugares con alto reflejo de los rayos del sol (como agua y nieve). Por eso, es necesario aplicar protección solar con altos índices de protección UV (ultravioleta) en las zonas de la piel que no se encuentren cubiertas por la ropa. También durante el invierno es necesario que pongas especial cuidado en hidratar, proteger y nutrir la piel para evitar descamaciones, raspaduras y grietas en los codos y rodillas.

También en invierno, el cuerpo necesita más calorías para afrontar el frío, lo cual suscita la probabilidad de aumentar de peso durante la temporada. Para evitar esta situación, es recomendable mantener los horarios de alimentación, modificar la temperatura de las comidas con alimentos tibios y añadir a la dieta una variedad de frutos secos.

Además de lo anterior es necesario que puedas aumentar la ingesta de vitaminas A, C Y D mediante los alimentos apropiados (cítricos, verduras de hoja, lácteos, etc). La vitamina A evita la resequedad del cutis y las grietas en los labios. Por su parte, la vitamina C ayuda a aumentar las defensas y a prevenir resfríos.

Trastorno Afectivo Estacional

El invierno puede tener una gran afectación a las emociones por eso, es importante mantener una actitud y una disposición mental positiva. Por otro lado, resulta de gran ayuda descansar y dormir en un ambiente agradable y con temperatura adecuada.

También algo que puede ayudar a mejor la actitud y la energía en el cuerpo es practicar actividad física que ayudará a entrar en calor y combatir el frío. Por eso, es ideal programar estos ejercicios en espacios cubiertos pero bien ventilados; además de un calentamiento extenso y a conciencia.

VIBEtv