“Inició la segunda ola”: Francia endurece toque de queda por repunte de COVID-19

El gobierno francés prometió apoyos económicos para los negocios afectados.

166
“Inició la segunda ola”: Francia endurece toque de queda por repunte de COVID-19
EFE

El gobierno de Francia fue tajante: la segunda ola de COVID-19 ya inició en Europa razón por la que amplió el toque de queda anunciado la semana pasada en 16 departamentos de Francia, al margen del aumento de contagios en la región.

El primer ministro francés, Jean Castex, aseguró que la segunda ola de COVID-19 se desarrolla rápidamente en Europa, en sintonía con lo que habían advertido otros gobiernos europeos como el de Reino Unido.

“Digamos las cosas claras. La situación es grave en Europa y es grave en Francia”, declaró el funcionario francés al anunciar los 38 departamentos que se suman al toque de queda, de acuerdo con el reporte de la agencia EFE.

Desde la noche de este jueves y por las siguientes seis semanas, un total de 54 departamentos de Francia se someterán a un toque de queda nocturno (de las 21:00 hrs. a las 06:00 hrs.) como una medida que busca reducir los contagios.

La medida afectará a 47 millones de franceses quienes no podrán realizar actividades no esenciales durante este horario, mientras que locales y negocios tendrán prohibido brindar servicios de entretenimiento durante todo el día.

Las quejas no se han hecho esperar, sobre todo por parte del sector cultural. El gobierno de Francia prometió apoyos económicos de 115 millones de euros para apoyar a negocios y recintos afectados.

Nuevo récord diario de contagios

En las últimas 24 horas, Francia reportó  41 mil 622 contagios y 34 mil 210 muertos, para llegar a un total de casi un millón de contagios (999 mil 043) desde que inició la pandemia. En agosto, la tasa de contagio era de 10 habitantes por cada 100 mil. Este jueves la tasa se calcula en 251 por cada 100 mil personas.

El primer ministro de Francia fue duro y aseguró que el panorama para los siguientes no es prometedor y, al contrario, será bastante difícil pues esperan un aumento considerable en la cifra de muertos.

“Las próximas semanas serán difíciles. Nuestros servicios hospitalarios se verán sometidos a una dura prueba y el número de muertos seguirá aumentando”, declaró Castex, quien reconoció que la crisis sanitaria durará varios meses.

Con información de EFE

Te puede interesar:

“Las cosas empeorarán”: Londres en alerta roja otra vez por COVID-19

VIBEtv