¿Cómo ahorrar agua en casa? ¡Cuídala porque se agota!

En el Día Interamericano del Agua (3 de octubre) te decimos cómo cuidar este líquido vital.

35
Ahorrar agua en casa
Nithin Pa en Pexels

¿Cómo ahorrar agua en casa? Es algo que debemos preguntarnos día con día, porque, decir que se está agotando no es una presunción: es una realidad. Como cada primer sábado de octubre, el Día Interamericano del Agua se celebra para recordamos que este líquido vital vale oro y que debemos hacer consciencia de su cuidado.

Durante el XXIII Congreso Interamericano de la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIDIS), en 1992, se decidió que cada primer sábado del mes de octubre se conmemorara el Día Interamericano del Agua, debido a la urgente necesidad de sensibilizar sobre lo valioso e importante que es este recurso para asegurar la salud y el desarrollo de todos los seres vivos.

Pon en práctica estos consejos de la Secretaría del Medio Ambiental de la Ciudad de México (Sedema), para cuidar de este recurso indispensable en nuestro planeta. ¡Hazlo ya!

En tu casa

  • Revisa periódicamente las llaves del agua y las tuberías, para evitar fugas.
  • Si ves manchas de humedad en paredes y techos, son señales de fugas, repáralas e identifica la causa.
  • Limpia pisos, paredes y vidrios con dos cubetas de agua, una para limpiar y otra para enjuagar. No abuses de los productos de limpieza.
  • Mantén limpios patios, azotea y registros de drenaje, para que el agua de lluvia corra libremente, así evitarás filtraciones a las estructuras de tu casa.
  • Instala dispositivos ahorradores: economizadores de regaderas, llaves de bajo consumo, mezcladoras, herrajes de escusados, aereadores, adimentos para tubería.
  • Cuando barras la calle, hazlo en seco, no utilices una manguera.

En el baño

  • Coloca una cubeta debajo de la regadera mientras te bañas y reutiliza el agua recolectada.
  • Cierra las llaves del agua mientras te enjabonas al bañarte o lavarte las manos.
  • Toma baños cortos: no te rasures, ni cepilles los dientes en la regadera.
  • Entre la regadera y la tina elige mejor la primera, consume la cuarta parte de agua.
  • Cambia el tanque del escusado de 16 litros por el de 6 litros de agua.
  • Verifica que el ‘sapito’ de la caja del WC funcione adecuadamente. Si no cierra bien, puede desperdiciar hasta un tinaco de agua por día.
  • ¡No utilices la taza del baño como basurero! No desperdicies el agua para desechar colillas, pañuelos desechables, toallas femeninas, papel, algodón.
  • Utiliza un desodorante sólido o líquido para el escusado. Esto te ayudará a acumular algunas descargas de orina, eliminando malos olores, antes de dejar correr el agua.

En la cocina

  • Evita que los residuos de comida se vayan por el drenaje al lavar los trastes.
  • Remoja los trastes una sola vez y si tienen grasa, usa agua caliente.
  • Enjabona los trastes con la llave cerrada y enjuágalos rápidamente bajo un chorro de agua moderado.
  • Usa poca agua para cocer verduras. El sabor y valor nutritivo se pierden junto con el agua.
  • No tires el agua que utilizaste para cocer los vegetales, prepara sopas con ella.
  • No uses jabón para lavar frutas y verduras pues contaminas el agua y tus alimentos, mejor lávalas con agua, cepíllalas, agrégales sal de grano por 20 minutos y enjuágalas.
  • Cuida que la llave del fregadero no gotee. Cambia los empaques si es necesario.
  • Instala un economizador de agua.
  • No vacíes el aceite sobrante de tus guisos por la coladera del fregadero.

Al lavar tu ropa

  • Si lavas la ropa en el lavadero, reutiliza el agua con la que enjuagaste para remojar la siguiente tanda de ropa sucia.
  • Utiliza la mínima cantidad de detergente y gasta menos agua al enjuagar.
  • Utiliza jabón de pasta o detergente biodegradable (sin fosfatos), esto disminuye la contaminación del agua.
  • Si tienes lavadora, colecta el agua del lavado y enjuague en cubetas para destinarla a la limpieza de los pisos y al lavado de retretes.
  • Usa la lavadora de ropa sólo con cargas completas.

Te puede interesar: Jeans, un peligro para el medio ambiente

Al regar tus plantas

  • Recicla y recolecta agua de lluvia.
  • Riega jardines y macetas por la noche o muy temprano para evitar la evaporación.
  • Reutiliza el agua de la regadera y del lavado de verdura para regar las plantas del jardí­n.
  • Aprovecha las plantas nativas, incluso las cactáceas, pues consumen menos agua.
  • Evita plantar árboles cerca de las descargas de drenaje, pues las raíces pueden provocar rupturas.
  • Reduce la evaporación del riego cubriendo el suelo de tu jardín o huerto con hojas.
  • Para que las raíces estén sanas y retengan la humedad, la altura óptima del pasto es de entre 5 y 8 cm.

Uso personal y medio ambiente

  • Al lavarte los dientes, utiliza sólo un vaso de agua.
  • Enjuaga y limpia tu navaja de afeitar en un recipiente, no con la llave abierta.
  • Rellena tus propios recipientes de agua, el agua embotellada incrementa la generación de residuos.
  • Coloca un buen filtro o purificador en tu casa y dile no al agua embotellada. El costo por m3 de agua que llega a tu casa es de 20 pesos lo que equivale a aproximadamente 3 botellas de agua.

Te puede interesar: ¡Jamás volverás a tirar la cáscara de plátano!

VIBEtv