COVID-19: pandemia podría durar dos años en América: OPS

Las autoridades de salud no se mostraron muy optimistas respecto al avance de la epidemia.

156
COVID-19: pandemia podría durar dos años en América: OPS
Reuters

El panorama para América no es alentador: de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, la pandemia de COVID-19 podría durar hasta dos años en esta región debido a que la respuesta de los sistemas de salud ha sido insuficiente.

Mientras que en Wuhan celebran una semana más sin casos locales nuevos, América acumula 16.4 millones de casos y se convierte en la región más afectada por la pandemia de SARS-CoV 2, a pesar de los rebrotes europeos.

Las declaraciones de la OPS sobre la duración de la pandemia en América rompen las esperanzas de quienes esperan que la situación cambie a mediados del próximo año cuando se espera que estén disponibles las primeras vacunas.

¿Cuánto durará la pandemia en América?

De acuerdo con un informe presentado durante la reunión del Consejo Directivo de la OPS, realizado este miércoles, se prevé que la pandemia de COVID-19 durará al menos dos años en América debido a los brotes intercalados que se esperan.

Sin una vacuna o tratamiento, y sin la atención debida de los sistemas de salud nacionales, los expertos de la OPS advirtieron que América “experimentará olas epidémicas recurrentes y brotes intercalados con periodos de transmisión de bajo nivel durante los próximos 24 meses”.

Según el reporte de la agencia AP, la OPS consideró que incluso el periodo podría ampliarse hasta que no se cuente con una vacuna segura y eficaz que pueda cubrir a la mayoría de la población (tanto por el precio como por la eficacia).

La vacuna no es la respuesta

La OPS no es la primera autoridad en advertir que la pandemia de COVID-19 podría durar más de un año en América. Apenas esta semana el director ejecutivo de Novartis, Vas Narasimhan, afirmó que la vacuna no será la respuesta a la pandemia, pues es probable que se necesite más de un tipo para cubrir toda la población.

Asimismo, investigadores apuestan no sólo a crear una vacuna que sirva para la inmunización, sino tratamientos que puedan reforzar el sistema inmune y combatir la COVID-19 en pacientes ya diagnosticados o a prevenirla en quienes no han presentado síntomas.

Con información de AP

VIBEtv