El amor, la mejor defensa contra la COVID-19: UNAM

El amor nos podría hacer más resistente a la COVID-19, afirma el especialista.

113
El amor, la mejor defensa contra la COVID-19: UNAM
UNAM

Estar enamorado puede ser la mejor defensa contra la COVID-19, de acuerdo con especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Pero antes de que te lances a buscar a tu media naranja, te decimos a qué se refieren los expertos.

Durante “Los ingredientes bioquímicos del amor”, plática virtual organizada por la Facultad de Química de la UNAM, se hablaron sobre todos los cambios hormonales y químicos que ocurren en el cerebro cuando alguien está enamorado.

Uno de los beneficios más probados es la mejora que se presenta en el sistema inmune, ya que además de la liberación de serotonina y dopamina, el cuerpo también refuerza sus defensas contra cualquier enfermedad, incluida la COVID-19.

Resistencia contra la COVID

O al menos, esas es la tesis de Ignacio Camacho Arroyo, ponente de la plática virtual de la UNAM, y quien aseguró que el sistema inmune de una persona enamorada pueden generar mejores defensas, incluso contra la COVID-19.

“En esta etapa (del enamoramiento) vamos a tener más defensas contra cualquier microorganismo. Si estamos enamorados y nos enfermáramos de COVID-19, por ejemplo, es mucho más probable que podamos resistir al virus”, declaró Camacho Arroyo en “Los ingredientes bioquímicos del amor” de la UNAM.

De acuerdo con el especialista, existen tres etapas de lo que llamamos generalmente amor: el enamoramiento, el amor pasional o de consolidación, y el amor de compañía. En las tres etapas se registran importantes cambios en la química y actividad cerebral que afectan varias de nuestras regiones del sistema nervioso y activan el hipotálamo.

Por ejemplo, en el enamoramiento “la percepción de la realidad es un poco diferente” pues se activan zonas relacionadas con la confianza y la seguridad, mientras que se desactivan las relacionadas al juicio y la percepción de la realidad.

“Estos cambios en los niveles hormonales, al igual que los que ocurren en el cerebro, son temporales y varían de pareja a pareja, dependiendo de cómo se den los primeros meses de relación. Muchos autores dicen que en los primeros tres o cuatro meses ya se empiezan a reestablecer algunos de los niveles previos al enamoramiento”, explicó el académico de la UNAM.

No dejes el cubrebocas

Camacho Arroyo indicó que son “fundamentales para el bienestar y la supervivencia de las especies” manifestaciones del amor como la atracción, el enamoramiento y el deseo sexual, ya que así es como el cuerpo genera hormonas como la testosterona, el estradiol y la progresterona, dopamina, serotonina y péptidos como la oxitocina y vasopresina.

Recuerda que seguimos en semáforo naranja en la alerta epidemiológica, por lo que es importante reducir la convivencia social lo más posible.

En caso de que tengas una cita o una reunión, asegúrate de conocer y mantener comunicación constante con la persona o personas con las que convivas y sigan las recomendaciones sanitarias (desinfección y lavado de mano constante y uso de cubrebocas).

Te puede interesar:

Madres con Covid-19 pueden continuar con la lactancia: UNAM

VIBEtv