Tabaco provoca una de cada 5 muertes por enfermedades cardíacas

Ser consumidor de tabaco aumenta el riesgo de muerte por COVID-19.

69
Tabaco provoca una de cada 5 muertes por enfermedades cardíacas
Pexels

Una de cada 5 muertes provocada por enfermedades cardíacas son consecuencia del consumo alto de tabaco, advirtió en un nuevo informe la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Mundial del Corazón y la Universidad de Newcastle.

En el informe publicado previo al Día Mundial del Corazón que se celebra cada 29 de septiembre, las máximas autoridades en temas de salud señalan que al año muere 1.9 millones de personas por cardiopatías relacionadas directamente con el tabaco.

Incluso en el consumo ocasional o de una cantidad reducida de cigarrillos, los expertos afirman que se corre el riesgo de sufrir cardiopatías, mientras que dejar de golpe el vicio reduce hasta en un 50% la probabilidad de padecer otro tipo de enfermedades cardiovasculares.

El riesgo de los cigarros

De acuerdo con el boletín de prensa de la OMS, el informe señala que al menos 200 mil muertes por cardiopatías coronarias se pueden adjudicar directamente al consumo de tabaco, ya sea en forma tradicional o con cigarrillos electrónicos.

Y es que se tiene la idea que usar estos productos reduce el riesgo de enfermedades cuando no es así. De hecho, además de cardiopatías, el consumo de productos de tabaco aumenta también la posibilidad de padecer infartos de miocardio.

A esto hay que sumarle que las personas con problemas de hipertensión arterial y cardiopatías tienen un 67% más probabilidades de morir si se contagian de COVID-19 o, en el “mejor” de los casos, tienen más riesgo de presentar síntomas graves.

Negligencia médica

Al margen de ello, especialistas de salud advierten que los gobiernos incurren en negligencia cuando sus sistemas de salud pública no ofrecen a los consumidores incentivos para dejar de consumir tabaco, como opina el Eduardo Blanco, presidente del grupo de expertos en Tabaco de la Federación Mundial del Corazón.

“Teniendo en cuenta las pruebas acumuladas sobre el consumo de tabaco y la salud cardiovascular, así como sobre los beneficios para la salud de abandonar este hábito, podría considerarse que no ofrecer servicios de abandono del tabaquismo a los pacientes con cardiopatías constituye un acto de negligencia o de imprudencia clínica”, declaró Blanco.

En este mismo tenor se expresa el Dr. Vinayak Prasad, jefe de la Unidad de Control de Tabaco de la OMS, quien consideró que “los gobiernos tienen la responsabilidad de proteger la salud de sus ciudadanos y de ayudar a revertir la epidemia de tabaquismo”.

“Al eliminar el humo de tabaco de nuestras comunidades, reducimos el número de hospitalizaciones causadas por este producto, algo especialmente importante en el contexto de la actual pandemia”, declaró el especialista.

VIBEtv