Niebla cerebral y daño en pulmones, el riesgo de los pacientes asintomáticos

Los daños serían iguales en pacientes con o sin síntomas.

121
Niebla cerebral y daño en pulmones, el riesgo de los pacientes asintomáticos
Pexels

La comunidad científica todavía no resuelve todo lo que sucede en un paciente grave de COVID-19 cuando ya se encuentran con una nueva incógnita: todos los daños que presentan en el cuerpo de los pacientes asintomáticos, quien hasta hoy su único riesgo era ser un foco de infección.

Cada vez son más los estudios científicos que coinciden en algunos de los síntomas que se presentan en pacientes asintomáticos, meses después de haber superado la nueva cepa de coronavirus que hasta el corte de esta nota afecta a 31 millones 713 mil 274 personas.

Los pacientes asintomáticos no presentan ni fiebre, dolor de cabeza o problemas para respirar, pero por razones aún inexplicables para los científicos ya que el daño que provoca la COVID-19 sí se manifiesta en varias partes del cuerpo que afectan el cerebro y el sistema cardiorrespiratorio.

El mismo daño que un caso normal

Por ahora, el mayor riesgo que corren los pacientes asintomáticos es volverse un foco de infección para su familia. El principal problema es que al no tener síntomas, muchas personas enfermas pueden llegar a confiarse y no tener todas las atenciones necesarias al grado de convertirse en un brote.

La revista JAMMA Cardiology publicó recientemente un artículo en el que estudió el tiempo de presencia de los síntomas de la COVID-19 en pacientes que fueron diagnosticados al presentar algún malestar y lo comparó con aquellos que fueron catalogados asintomáticos pero que después de 20 días de recuperarse presentaron varias complicaciones en aislamiento.

Después de estudiar a 303 pacientes, los investigadores concluyeron que los síntomas de la COVID-19 llegan a tardar hasta 20 días en algunas personas, por lo que sugería alargar el tiempo de aislamiento en personas sospechosas.

Con ello gana fuerza la hipótesis de que, sin importar la sintomatología, la COVID-19 afecta igual a las personas enfermas, al grado que los que son considerados pacientes asintomáticos presentan complicaciones después de algunos días (hasta un 37%).

Los daños de un asintomático

En la cuna de la pandemia, Wuhan –quien puede presumir más de un mes sin un caso local-, se encontró un daño considerable en el sistema cardiorrespiratorio de pacientes asintomáticos que provoca arritmias, fallas cardíacas o muertes súbitas cardíacas.

Otras afecciones en el tejido pulmonar también fueron detectadas en pacientes asintomáticos, casi de la misma gravedad que en pacientes graves en un estudio publicado por The American Journal of Infection.

Otra de las consecuencias registradas en este tipo de pacientes es la llamada niebla cerebral, un fenómeno que dentro de la neurología se explica como la sensación de no poder pensar o recordar, como si fuera difícil concentrarse.

“Cuando el cerebro es afectado por una inflamación, como ocurre en la encefalitis, o por una descarga eléctrica generalizada –como sucede en una convulsión-, la persona puede sentir que no tiene ‘claridad’ de pensamiento (de ahí el nombre de ‘niebla cerebral’)”, explicó el neurólogo médico neurólogo Conrado Estol, en entrevista para Infobae, el pasado 26 de agosto.

 

“Este fenómeno puede desparecer en pocas horas cuando es por una convulsión pero puede durar días o semanas cuando es el resultado de una inflamación difusa como la que causa en algunos casos el COVID-19”.

Te puede interesar:

El 70% de la población mundial tendrá COVID-19: OMS

Con información de Infobae

VIBEtv