Fortalece tu sistema inmunológico con germinados

Son tan completos que contribuyen a prevenir enfermedades o a tratarlas

111
Germinados para fortalecer el sitema inmunológico
Cultivos Naturales San Francisco

¿Sabías que los germinados son considerados como un súper alimento? Esto se debe a que contienen de 400 a 800% más nutrientes que los vegetales en su etapa adulta, así que proveen al organismo de todos sus beneficios, porque se mantienen intactos hasta el momento en que se consumen.

Para que te des una idea de qué tan importante es su ingesta, Karla Galindo, nutrióloga de Cultivos Naturales San Francisco, explica que un solo kilo de varios germinados, equivale a una combinación de 51 kilos de vegetales. ¿Asombroso, no?

Te contamos cómo sucede esta magia de la naturaleza: resulta que al germinar liberan todas sus propiedades encapsuladas, mejorando el propio valor nutricional de la semilla, planta o del fruto que se hubiera logrado, convirtiéndose en comida fácilmente de ingerir.

Razón para incluir los germinados en nuestra dieta diaria, de esta manera también ayudamos a mantener un sistema inmunológico fuerte; como sabes es el encargado de defender al organismo ante infecciones como las bacterias y virus.

Así que en tiempos de pandemia, es necesario sumar a los germinados como aliados en la alimentación, principalmente por su contenido de vitamina A, E y C. Asimismo proveen de clorofila, la cual ayuda a mejorar el transporte de nutrientes.

Los germinados también proporcionan minerales como el zinc, sin olvidar que contienen fibras y enzimas necesarios para mantener un sistema digestivo saludable.

Más motivos para adorar a los germinados

Gracias a esta característica, los germinados ayudan a prevenir enfermedades, incluso a tratarlas, por eso se recomienda su consumo en cualquier etapa de la vida. Pero tienen más bondades, pues resulta que son ricos en vitamina A que favorece el  desarrollo y crecimiento durante la niñez.

Además aportan proteína, hierro y vitaminas del complejo B, necesarias para las personas adultas, porque ayudan a mantener en óptimas condiciones al sistema nervioso, oxigenan mucho mejor a la sangre y fortalecen huesos, así como a los músculos.

Si estás embarazada  por supuesto que debes comer germinados, no solo por su alto contenido en vitaminas, también por su aporte de aminoácidos.

“Es ideal incluir en nuestra dieta diaria germinados, su riqueza en enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales, vitaminas y oligoelementos vivos los convierten en alimentos completos que contribuyen a corregir las carencias de la alimentación moderna.

“Transmiten energía a quien los consume, mejoran el sistema digestivo, tienen beneficios para la piel, uñas y cabello, apoyan la circulación sanguínea, combaten los olores corporales, disminuyen el colesterol y triglicéridos, entre otros muchos beneficios a la salud”, asegura la nutrióloga Galindo.

Hay una variedad de germinados entre los que destacan:

De alfalfa: contiene vitaminas A, B, C, E y K. Tienen minerales como el magnesio, potasio, hierro, selenio, zinc y los aminoácidos más importantes. Además es una de las mejores fuentes de calcio que ayudan a prevenir la osteoporosis, a la formación de dientes y huesos sanos.

De girasol: su microgreen es rico en fósforo, calcio, hierro, flúor, yodo, potasio, magnesio, zinc y es bajo en sodio. Contiene altas cantidades de tiamina, niacina, vitamina E y D, así como ácidos grasos no saturados. Asimismo contribuye a elevar la energía y estado de anímico, además es diurético y eleva el azúcar en la sangre de forma natural.

De rábano: es rico en vitamina C y potasio. Sus propiedades ayudan a tener un mejor cuidado del hígado y vesícula. Todo ello se debe a sus componentes azufrados: los glucosinolatos.

De betabel: posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, ayuda a tener un mayor rendimiento físico y mejora la actividad muscular por sus nitratos orgánicos. Mejora el funcionamiento intestinal, alivia el estreñimiento y contribuye a eliminar gases y desechos.

VIBEtv