Desorden: ¿Cómo afecta tu salud?

Si aún continúas con tu habitación, auto y home office en completo desastre, cuidado, puede provocar estragos en tu bienestar

59
Desorden afecta la salud
Unsplash

En caso de que permanezcas aislado por esto del Covid-19, aprovecha el tiempo que te queda libre para acomodar los espacios de la casa, objetos, libreros, estantes o el vehículo, porque mantener un completo desorden en tu vida puede provocar estrés, depresión e inhibir toda creatividad, o la poca que queda rodeado de este mal hábito.

Para entender cómo afecta el desorden en los humanos, Adriana Fernández Acuña, coach certificada de Orden y Productividad, asegura que el trastorno de acumulación compulsiva que nos hace atesorar todo objeto, la falta de administración de documentos, las montañas de ropa, libros tapizando el camino de la sala, más todo aquello que hay en el auto, dañan directamente al cerebro.

Comparte que éste llega a recibir alrededor de  2 millones de estimulaciones diarias a través de los sentidos. Cuando los espacios donde se pasa más tiempos se encuentran en completo desorden la productividad se reduce y, peor aún, difícilmente se logra exteriorizar la creatividad, porque el filtro de información llamado Sistema Activador Reticular, decide con qué información se queda o desecha al no poder soportar demasiado ruido visual.

“Sin duda el desorden es uno de los factores que hacen decaer nuestro ánimo, genera estrés en las personas, delimitando su concentración y estimulando malos hábitos de sueño. Puedo sostener, que nuestro desorden es el reflejo de aquellas decisiones postergadas o mal tomadas, incluso develan la existencia de carencias”, explica Acuña.

La especialista a su vez es consultora Certificada Nivel Bronce, por Marie Kondo y es experta en transformar esos espacios enfermos de desorden, en completos santuarios de bienestar no solo para las personas, también para las empresas, porque asegura es necesario generar energía positiva, para dejar de impactar con severidad la salud mental, física y espiritual.

Acuña comparte que en México existe un mercado poco explorado en la creación de un buen hábito del orden a diferencia de Estados Unidos, donde se pide la asesoría de un coach certificado en el tema. En tiempos de pandemia sugiere deshacerse del desorden para crear un ambiente armonioso y lleno de felicidad, que tanto se necesita en estos tiempos. ¡Así que comienza de adentro hacia fuera!

Recomendaciones para olvidarse del desorden

  • Iniciar por aquellos espacios que no generan apego
  • Solo hay que dedicar unos minutos a ordenar, puede ser al día o por semana, para evitar cansancio o un conflicto emocional
  • Se puede evitar el desorden cuando dividimos objetos por categorías, por ejemplo: las camisas de un lado, por colores, entre otras
  • Para desechar de objetos acumulados sirve mucho preguntarse: ¿me hace feliz, me sirve, lo necesito?
  • El desorden por acumulación radica en las conexiones afectivas, por eso hay que hacer el esfuerzo por evitarlas
  • Una vez que se decide poner un alto al desorden, hay que continuar hasta lograr que el orden se convierta en un hábito
  • Y para mantener el orden solo hay que seguir la regla de los dos minutos: tiempo para acomodar

VIBEtv