Esto es el Kinkeeping, el cuidado compartido de los hijos

Descubre el kinkeeping, una práctica de crianza compartida que brinda apoyo, cuidado y una red de amor a las familias y sus hijos. Conoce sus beneficios, tipos y cómo implementarlo con éxito.

15
Kinkeeping
Foto: Canva

El kinkeeping, también conocido como parentesco compartido o cuidado familiar compartido, es una práctica que se ha vuelto cada vez más común en los últimos años.

Se trata de un enfoque no tradicional de la crianza de los hijos que involucra a una red de familiares, amigos y miembros de la comunidad que se unen para apoyar y cuidar a los niños de una familia.

Orígenes y evolución del Kinkeeping

Las raíces del kinkeeping se encuentran en diversas culturas alrededor del mundo, donde la crianza de los hijos ha sido tradicionalmente una responsabilidad compartida por la comunidad.

En las sociedades indígenas, por ejemplo, era común que los abuelos, tíos, primos y otros miembros de la familia participaran activamente en la crianza de los niños, brindándoles amor, apoyo y enseñanzas.

En la actualidad, el kinkeeping ha resurgido como una respuesta a los desafíos que enfrentan las familias modernas. Con ambos padres trabajando, la falta de acceso a cuidado infantil asequible y la fragmentación de las familias, muchas familias buscan alternativas para brindar a sus hijos el cuidado y la atención que necesitan.

Beneficios del Kinkeeping

El kinkeeping ofrece una serie de beneficios tanto para los niños como para las familias. Para los niños, puede proporcionar:

  • Un sentido de pertenencia y seguridad: Al estar rodeados de una red de adultos cariñosos y responsables, los niños se sienten amados, valorados y seguros.
  • Una variedad de perspectivas y experiencias: Los niños aprenden de diferentes personas con diferentes valores, creencias y experiencias, lo que les ayuda a desarrollar una visión más amplia del mundo.
  • Oportunidades para construir relaciones sólidas: Los niños forman vínculos estrechos con sus familiares y amigos, lo que les brinda apoyo emocional y social a lo largo de su vida.

Veganismo en niños

Para las familias, el kinkeeping puede significar:

  • Menos estrés y mayor flexibilidad: Al contar con una red de apoyo, las familias pueden reducir el estrés y la ansiedad asociados con la crianza de los hijos.
  • Más tiempo para sí mismos: Los padres pueden tener más tiempo para dedicarse a su trabajo, pasatiempos o simplemente para relajarse.
  • Un mayor sentido de comunidad: Las familias se sienten más conectadas con su comunidad y con otras personas que comparten sus valores y creencias.

¿Cuáles son los tipos de Kinkeeping?

Existen diferentes formas de practicar el kinkeeping, dependiendo de las necesidades y preferencias de cada familia. Algunos ejemplos incluyen:

  • Cuidado informal:

Los familiares y amigos pueden ayudar con tareas como cuidar a los niños después de la escuela, llevarlos a actividades extracurriculares o simplemente pasar tiempo con ellos.

  • Cuidado formal:

Los familiares o amigos pueden proporcionar cuidado infantil a tiempo completo o parcial, ya sea en su propio hogar o en el hogar de la familia.

  • Crianza compartida:

Dos o más familias pueden criar a sus hijos juntos, compartiendo responsabilidades y recursos.

  • Comunidades de crianza:

Un grupo de familias se une para apoyarse mutuamente en la crianza de sus hijos, organizando actividades, compartiendo recursos y brindándose apoyo emocional.

Valores hijos
Foto: Pexels

 

¡Ojo! Consideraciones para implementar el Kinkeeping

Si estás considerando practicar el kinkeeping, es importante tener en cuenta algunos aspectos:

  • Comunicación abierta y honesta:

Es fundamental establecer una comunicación clara y abierta con todos los involucrados, incluyendo a los niños, familiares, amigos y cualquier otra persona que participe en la crianza de los hijos.

  • Establecimiento de límites claros:

Es importante definir roles, responsabilidades y expectativas para evitar confusiones o conflictos.

  • Respeto por la diversified:

Es importante respetar las diferentes perspectivas, valores y creencias de cada persona involucrada.

  • Flexibilidad y adaptación:

El kinkeeping es un proceso dinámico que requiere flexibilidad y adaptación a medida que las necesidades de la familia cambian.

El kinkeeping es una práctica valiosa que puede brindar a las familias el apoyo y el cuidado que necesitan para criar a sus hijos de manera saludable y feliz. Al tejer lazos de apoyo y cuidado entre familias, se fortalece la comunidad y se crea un entorno donde los niños pueden prosperar.

Disfruta del tiempo con tus seres queridos