Renta de juguetes: cajas ecológicas, educativas y llenas de entretenimiento para niños y niñas

La idea es simple: alquilar los juguetes en lugar de comprarlos.

29
Renta de juguetes
Foto: Pexels

¿La habitación de tu hijo está repleta de juguetes? ¿Ya no juega con la mitad de ellos y no sabes qué hacer con todos esos artículos? Descubre la renta de juguetes: un concepto brillante e innovador: alquilar juguetes de calidad, responsables y educativos, entregados en una caja sorpresa en la que tú eliges la temática. 

Práctico, educativo, eco-responsable y solidario

Crisis del poder adquisitivo por la pandemia, retos medioambientales, creciente interés por la economía circular; ahora la tendencia ya no es la posesión, sino el compartir. Especialmente cuando sabemos que a medida que crecemos, los niños y niñas ya no juegan con ciertos juguetes. Mientras que otros son muy escasos en todo el mundo.

Se utilizan sin las desventajas de la propiedad, el almacenamiento (ésto no le gusta a Marie Kondo) o incluso la reventa. La idea es simple: rentar los juguetes en lugar de comprarlos. Ya no gestionamos el desgaste ni el mantenimiento y, como plus, tenemos acceso a juguetes perfectamente adaptados a la edad de los hijos. Probamos un montón de cosas sin compromiso, con total flexibilidad, y con una libertad de elección que comprar uno nuevo (y caro) no nos permite.

También hay que señalar que los juguetes son de género neutro y fomentan la igualdad de género, algo fundamental desde edades tempranas. Venimos a aprender y educarnos, a través del juego. Esta noción es tanto más importante en cuanto a que los estereotipos de género pondrían en peligro la salud mental de los niños y niñas. 

Asimismo, con la renta de juguetes se acabaron los gastos intempestivos en artículos de entretenimiento infantil con los que tus hijos sólo jugarán unas horas o unos días como máximo. Menos explotación de materias primas y recursos del planeta para hacer estos juguetes. Y por último, aprender los valores de compartir cuando empiezan a tener la edad suficiente para comprender.

¿Cómo empezar con la renta de juguetes?

Una vía rápida sería a través de las redes sociales, o incluso, crear un sitio web en el que madres y padres puedan ingresar y elegir (dependiendo de la edad de sus pequeños), pero en el caso que quieras hacer con una metodología más tradicional, podrías empezar en tu colonia o en la escuela. 

La función sería algo parecido a las bibliotecas, en las que tomabas un libro, pagabas por la renta de éste y en un determinado número de días tenías que regresar para entregarlo. Es importante llevar una base de datos para tener el control de las personas que se están llevando una caja de los juguetes y los detalles de cada una. 

Ahora, piénsalo… No solamente estás ayudando a que los desperdicios de juguetes sigan teniendo un impacto en el planeta, sino que también estarás ofreciendo felicidad a distintos niños y niñas que disfrutarán por completo el entretenimiento sorpresa que tiene la caja. 

También te puede interesar:

Audiocuentos infantiles de héroes con otras masculinidades

3 consejos para enseñarles empatía a tus hijos

VIBEtv