3 consejos para enseñarles empatía a tus hijos

Para que tu hijo identifique correctamente las emociones y actúe en consecuencia, primero debes de renocorer los tuyos.

18
Enseñar a los niños empatía
Foto: Pexels

La empatía es la capacidad de una persona para comprender los sentimientos de quienes la rodean. En otras palabras, la empatía es lo que nos permite vivir juntos y en armonía, pero si a veces es difícil serlo de adulto, ¿cómo le transmites este valor a los más pequeños, a tu hijo?

3 consejos para transmitirle empatía a peques de la familia

1- Enséñale a poner palabras a sus propias emociones y sus consecuencias

Nunca entiendes mejor que cuando sabes. Para que tu hijo identifique correctamente las emociones y actúe en consecuencia, primero debe ser capaz de reconocer estos diferentes estados. Para ello, nada más sencillo, trabaja sobre todo en tus propios sentimientos.

Entonces, haz que se cuestione a sí mismo:“¿Por qué le gritaste a tu hermano?”; “¿Qué te hace llorar?“; “¿Por qué tuviste miedo de saludar a x persona?”. Tantas preguntas que le ayudarán a estructurar su forma de pensar sobre las emociones y las acciones que pueden resultar de ellas. Creará en su mente un gran abanico que ilustrará con muchas reacciones. Esto le ayudará a entender lo que le está pasando a él y luego lo que le está pasando a los demás.

2- Anímalo a pensar en lo que podría haber llevado a otros a actuar de tal o cual manera

Una vez que tu(s) hijo(s) conozca la gama de emociones, ahora es el momento de enseñarle a tu pequeño/a a observarlas en los demás. Mismo principio que antes: se trata de empujar al niño a interrogarse sobre tal o cual situación: “¿Cómo te habrías sentido si estuvieras en los zapatos de la otra persona?”. Así, acabará haciéndolo de forma natural y en solitario. A continuación, puedes guiarlo a una posible solución.

El único punto al que hay que prestar atención en esta etapa es a hacer un repaso de lo anteriormente aprendido. Tu hijo no debe confundir sus propios sentimientos con los de otras personas. El hecho de que esta niña golpee cuando está enojada no significa que todos los niños harán lo mismo.

3- Sé un ejemplo de simpatía

Queridos padres, nunca podemos decirles lo suficiente, pero los niños son esponjas. Querer enseñar empatía a estos pequeños seres es un proyecto hermoso, pero requerirá un poco de disciplina. Sí, no tiene sentido inculcarle algo si haces lo contrario.

  • Spoiler: no tendrá ningún efecto. Los niños realmente no entienden “haz lo que digo, no lo que hago!

Por lo tanto, si intentas manejar la confusión con los más chicos de la familia, explicándole a quien pregunte qué la bofetada que le dio tal persona, le puso muy triste y que debe disculparse para que él/ella vuelva a ser feliz, no reprendas a tu hijo con una paliza o un grito a él porque también estará muy triste. Y la única lección que habrá aprendido es: si alguien no es bueno, lo golpeó o lo ataco . Los matices no existen en su pequeño mundo.

Esperamos que estos consejos te sean útiles. Y no olvides que estamos hablando de niños. Roma no fue construida en un día. Enseñarles a ser empáticos llevará tiempo. Sé paciente.

También te puede interesar:

El arrepentimiento de ser madre; uno de los más recientes tabúes

Todo lo que debes saber sobre el sueño seguro para recién nacidos, reduce el riesgo de muerte de cuna

VIBEtv