¿Cómo dejar de usar sostén? 5 pasos que te servirán para decirle adiós

¿Has pensado en dejar de usar el sostén? Aquí hay algunos pasos que te servirán.

21
Dejar de usas sostén
Foto: Pexels

Regularmente incómodo si no sabes elegirlo, opresivo, con picor, tirantes apretados, antiestético, etc. Hay muchas razones para decirle adiós al sostén. En una sociedad que sigue dictándonos las reglas, hemos decidido adoptar el punto de vista opuesto luciendo esta ropa interior histórica. ¿Te parece imposible? ¿Y si te dijéramos que te sentirías más libre que nunca? Aquí están todos los pasos para deshacerse de él poco a poco.

5 pasos para decirle adiós al sostén 

  • Comienza por dejar de usar sostén en casa

¿Tu primer instinto es quitarte el sostén tan pronto como cruzas el umbral de la casa? Cuando estés en casa, empieza a acostumbrarte a no usar sostén nunca más. No es tu pareja o tus hijos quienes encontrarán esto extraño. Si hay algún comentario, simplemente explícales la razón.

  • Elige el lugar adecuado y las personas adecuadas

Vamos allí tranquilamente, sin prisas. En cuanto a la ubicación, empecemos por pequeños desplazamientos como la panadería, la farmacia, ir al buzón. Asimismo, si tienes planeada una velada con desconocidos, evítalo. En su lugar, comienza con amigos, con un grupo selecto o con tu familia en el restaurante. Sobre todo, no te apresures ya que podrías correr el riesgo de sentirte incómoda. 

  • Presta atención al tipo de blusa que vas a usar

Puede parecer una tontería, pero es, por el contrario, muy importante. Mejor optar por una blusa con estampado, no demasiado holgada en el escote (podría pasar un accidente si te agachas). Fíjate también en el corte en la axila, si se nota que no llevas sujetador. Mejor pruébatelo antes de comprarlo.

  • Aprende a despegarte de la mirada de los demás

En términos de autoaceptación, este consejo es el mejor que existe. Al principio, puedes sentir que las personas miran tu pecho y te juzgan. Muy a menudo esto es completamente incorrecto. Nuestro cerebro nos juega una mala pasada y nos vuelve un poco paranoicas. En el peor de los casos, aunque fuera cierto, ¿desde cuándo vivimos para los demás?

  • Encuentra alternativas al sostén

¿Quieres sentirte libre como el aire manteniendo las ventajas del sostén? Debes de saber que hay muchas alternativas. Aquí hay unos ejemplos:

  • Cubrepezones.
  • Bandas para levantar los pechos. 
  • Adhesivo levanta pecho. 
  • Conchas moldeadas y adhesivas. 

Pase lo que pase, tómate tu tiempo para decirle adiós al sujetador. No te fuerces y ten siempre en cuenta que, aunque al principio sea difícil, sentirás una sensación de bienestar y una libertad absolutamente deliciosa

También te puede interesar:

7 beneficios de no usar sostén

VIBEtv