5 señales que te indican la evolución de tu crecimiento personal

¡Reconoce tu crecimiento personal a través de estas señales!

22
Crecimiento personal
Foto: Pexels

Puede ser que el crecimiento personal no se mida de manera tangible como se puede hacer con el físico de una persona como cuando vamos avanzando de tallas o de estatura. No obstante, existen varios indicios que pueden ayudar a percatarte de los avances personales y de las experiencias que te han hecho madurar.

A través del paso del tiempo, a veces nos olvidamos de reflexionar y concientizar sobre las señales positivas que dan cuenta de que los errores y aprendizajes fortalecen el presente, lo que conlleva a buscar nuevas metas y trabajar para conseguirlas. La autoevaluación personal es fundamental para reconocer tus éxitos y cambios positivos.

Es por ello que, en VibeTV te compartiremos las señales que demuestran tu crecimiento personal, mismas que al identificarlas puedes crear nuevas oportunidades y metas; así también es un buen momento para abrazarte por lo bien que has trabajado tu amor propio para llegar hasta donde estás.

5 señales de crecimiento personal

Antes de comenzar con este listado, te recomendamos que esta autoevaluación se convierta en un ejercicio constante, así verás tu progreso y tendrás la oportunidad de enfocarte en los aspectos que te hacen falta trabajar para mejorar la relación contigo misma. Dicho esto, te compartimos los indicadores que demuestran el avance de tu crecimiento personal:

  1. Canalizas el “fracaso” como una experiencia que se puede tornar positiva, es decir, no te lamentas cuando algo malo sucede, y buscas la manera de usarlo como una fortaleza futura, ya que aprendes de él y en lugar de frustrarte o enojarte cambias la jugada y tomas conciencia de que no se trata de fracasos sino de aprendizajes que te hacen crecer.
  2. Compartes y aceptas ayuda, en ocasiones pedir ayuda se confunde con debilidad, así que si eres capaz de pedir ayuda vas por buen camino porque has caído en cuenta de que todos necesitamos de los otros. Lo mismo ocurre cuando ves a alguien en problemas y no dudas en darte un tiempo para auxiliar a esa persona.
  3. Mejoraste la capacidad de seleccionar situaciones, personas y lugares que te hacen sentir bien y que aportan cosas positivas a tu vida. Ya no te interesa dejarte llevar por circunstancias negativas, las cortas de tajo y no te aferras. Se te facilita cerrar ciclos tóxicos de cualquier tipo de relación.
  4. Tu descanso es primero porque te has dado cuenta de que procurarlo es vital para rendir y conseguir tus planes. El correcto ciclo de sueño te ayuda a sentirte más feliz y activa por lo que sabes decir “no” a actividades que simplemente no te permitirán descansar, o bien, aprendes a organizar tu día para que nada interfiera en tu descanso.
  5. Compartes y disfrutas del éxito de otras personas, ésto es porque has entendido que la competencia es contigo misma y no con la gente que te rodea; además, sabes que rodearte de gente que es feliz en su área profesional y personal significa que al igual que tú está creciendo y lucha por alcanzar sus sueños. Recuerda que admirar a otros también es madurar y reconocer que hay cosas positivas en los otros que de genera aprendizajes.

Si identificaste alguna de estas señales en ti, te tenemos una buena noticia ¡vas por buen camino! Y si consideras que tienes fallas en ciertos indicadores, recuerda que nunca es tarde para seguir trabajando en ellos y mejorar tu crecimiento personal.

Te puede interesar:

Psicosis posparto: ¿de dónde viene este mal que afecta a las madres?

Bipolaridad: tabúes y prejuicios que existen en torno a este trastorno

VIBEtv