7 consejos para aprender a (realmente) relajarte

¿Te cuesta relajarte? Intenta estos consejos.

21
Consejos para relajarte
Foto: Pexels

Demasiado estrés puede provocar agotamiento, trastornos del sueño, trastornos del apetito, deterioro de la memoria y más. Así que hoy decidimos darte algunos consejos para que finalmente logres relajarte y deshacerte de tu ansiedad acumulada a lo largo del día. 

7 formas de aprender a relajarte

  • Apaga tu teléfono

Nuestros móviles tienen un efecto perjudicial sobre nuestra salud. De hecho, el uso del teléfono inteligente aumentaría nuestro nivel de cortisol, una hormona relacionada con el estrés, y por lo tanto, contribuiría a reducir nuestra esperanza de vida. Sin embargo, usamos el teléfono a diario, lo que tiene como efecto la liberación frecuente de cortisol.

Sin darte cuenta, al usar tu teléfono con frecuencia, te vuelves adicto y vives constantemente en estrés. Por no hablar del efecto nocivo de las redes sociales y los mandatos judiciales para responder rápida e inmediatamente a los mensajes y llamadas, por lo que se recomienda apagar el teléfono o desactivar las notificaciones por la noche. 

  • Escucha música

Simple y eficiente. No es necesario buscar muy lejos o alquilar una casa grande junto al mar para relajarse. ¡La música lo hará por ti! Al escuchar una canción que te gusta, el cerebro segrega muchas hormonas que te hacen sentir bien. Tenemos en primera posición a nuestra querida dopamina, que es una de las razones por las que estás apegado a los que te rodean y estás enamorado de tu pareja.

En segunda línea, tenemos la serotonina, una auténtica arma contra la depresión y el estrés. Y por último, tenemos a nuestras amigas las endorfinas, auténticos shots de bienestar y analgésicos. Entonces, ponte los auriculares lo antes posible, elige tu mejor sonido, presiona el botón “reproducir” y ¡relájate!

  • Relájate con CBD

Esta planta milagrosa, que contiene muy poco THC (0,2%), una sustancia para colocarse, es un remedio ideal para relajarse y desestresarse. ¿Cómo? Gracias a la presencia de mirceno, una sustancia naturalmente sedante, que interactúa con su serotonina, una hormona involucrada en el estado de ánimo. Al consumirlo, reducirás tu estrés y ansiedad y estarás más relajado.

  • Aromaterapia

Tal vez no lo sabías, pero los olores son una forma poderosa de calmar los sentidos y la mente. Rociar tu habitación con aceites esenciales con un difusor es una excelente manera de relajarte. La lavanda, por ejemplo, es perfecta para combatir los trastornos del sueño. Si no tienes un difusor, simplemente puedes poner unas gotas en las esquinas de tu edredón y almohada. 

  • Un baño antes de dormir

Lo sabemos, no se puede ir al spa cada vez que el estrés aflora, pero un baño o ducha caliente es muy efectivo para quitar el estrés, relajar los músculos y eliminar todas las toxinas. Si tienes bañera, no dudes en hacerte un poco de ambiente relajante, con velas y aceites esenciales y añade sal gruesa al agua.

  • Ordena la casa

Puede parecerte extraño, pero limpiar tu casa u oficina puede ser una buena manera de liberar el estrés. Un ambiente limpio y saludable promueve el bienestar y relaja la mente. ¿A quién le gusta relajarse en un ambiente desordenado? Nadie. Te recomendamos ordenar tu armario o clasificar las muchas cartas que acumulas en tu cajón. Al ocupar tu cerebro con otras tareas, el estrés baja y da paso a la satisfacción. 

  • Automasaje

Para esto, se te pide que te sientes cómodamente y cruces los brazos y coloques la mano derecha sobre el hombro izquierdo y viceversa, luego se masajea. El cuello y los hombros son zonas que acumulan mucha tensión, por eso es importante masajearlos.

También puedes masajear el rostro y las cejas, colocando los dedos hacia abajo como si te estuvieras peinando. Lo ideal es utilizar cremas o aceites. Adquiere también el hábito de masajear antes de dormir, para relajar los músculos y conciliar el sueño más fácilmente.

También te puede interesar:

5 consejos para reconciliarte contigo mismo; ¡aprende a pedirte perdón!

VIBEtv