Relación sentimental: 7 cosas que nunca debes tolerar

La codependencia, los celos, la negativa a discutir entre otros, son actitudes que no debes de permitir.

15
Actitudes que debes evitar en tu relación sentimental
Foto: Pexels

Hoy en día, nuestra cultura continúa banalizando y romantizando ciertos comportamientos tóxicos en las parejas. Así que no es fácil detectar las señales de advertencia (o red flags) en nuestra propia relación sentimental. La codependencia, los celos, la negativa a discutir, la personalidad distante y misteriosa; muchos de nosotros ya los hemos soportado bastante. Es hora de hablar de lo que ya no se debe tolerar.

7 cosas que no debes permitir en tu relación sentimental

  • Tu pareja tiene un comportamiento violento

Este es quizás el más obvio de todos los comportamientos que nunca deben tolerarse en una relación romántica, pero no siempre es visible, la violencia no sólo se trata de dar un golpe. En realidad, existen varios tipos de violencia  A menudo vinculados entre sí, pueden escalar rápidamente, sin que te des cuenta.

La violencia en una relación sentimental toma muchas formas. Hay violencia sexual, y violencia física, también está la violencia verbal y psicológica, que va desde el chantaje hasta las amenazas, pasando por el control emocional real. Y la violencia administrativa y económica, que se traduce en el control sobre el flujo de dinero.

  • Demasiados celos

Los celos se pueden tolerar si se controlan y son mínimos. Cuando tu pareja te controla constantemente o se molesta cuando te ve conversando con otra persona, eso no es saludable. Y si comienzan a buscar en tu teléfono o tu computadora, se vuelve peligroso. Entonces es necesario sentar nuevas bases en la relación. Si la comunicación no funciona, huye.

En nuestra cultura, los celos se han romantizado tanto que se piensa que son necesarios, incluso obligatorios en una relación. Si ella o él no muestra celos, significa que no nos quieren lo suficiente. 

De hecho, este sentimiento demuestra tanto una falta de confianza en sí mismo como una falta de respeto por los demás. Los celos malsanos se caracterizan por una necesidad de control y dominación sobre el otro. No es bueno para ninguno de los dos.

  • La relación sólo va en un sentido

Cuando una sola persona está a cargo de todas las decisiones de la pareja, es una mala señal. Cómo y por qué gastar el dinero, dónde ir de vacaciones, con quién salir. Si uno de los socios nunca aporta nada, hay un desequilibrio de poder entre los dos.

Muchas relaciones fracasan porque uno de los miembros  decide, conscientemente o no, apoyar al otro. Consejos, ayuda, escucha, regalos… sólo va en un sentido. Al hacer siempre todo por el otro, lo hacemos dependiente, lo desincentivamos para que se vuelva autónomo o asuma responsabilidades. La pareja debe ser un espacio de confianza y de compartir, donde ambos se expresen y actúen libremente.

  • Tu pareja quiere cambiarte

En una relación que vale la pena, ambos socios se aman por lo que son. Es decir que el otro te ama totalmente, con tus defectos y tus cualidades. Si tu pareja está buscando cambiar cosas de ti, como tu apariencia, tu estilo de vida, tus relaciones o tu trabajo, no merece más atención de tu parte. 

A veces, algunas personas persisten en querer “salvar” a su media naranja. Quieren curar al otro de sus adicciones, de sus fobias al compromiso, convencidos de que están ahí para ayudarlos, y este también es un comportamiento peligroso. 

El salvador o salvadora ve en el otro sólo un inventario de sus faltas, y se ve a sí mismo sólo a través del otro. Inconscientemente, los “salvadores” actúan de esta manera necesitados de reconocimiento y de aumento de su autoestima. Además, se encuentran asumiendo una responsabilidad más allá de sus posibilidades.

  • Te esconde de sus seres queridos

Del mismo modo, si tu pareja no quiere encontrarse con tus seres queridos, eso no es normal. Por supuesto, nadie está obligado a cambiar completamente de grupo de amigos o compartir todo, pero amar al otro es también querer conocer a las personas que componen su vida.

  • No hay interés en ti de su parte

¿Alguna vez tu pareja te ha preguntado por tu pasado, tu infancia? ¿Él conoce tus pasiones actuales? ¿Te ha pasado algo malo y no sabe nada de ti? No muestran interés en ti y no tienen ningún problema con eso.

No debemos disculpar poniendo de excusa “su personalidad”. Es una persona que simplemente no está interesada (o sólo en su persona). No pierdas el tiempo con esta relación. Una vez más, el amor de tu pareja se traduce en gran medida por el deseo de conocerte, de descubrirte con todo lo que conforma tu vida.

  • Evita las discusiones

Cada vez que comienza un conflicto, están demasiado cansados ​​para continuar la conversación. Nunca es un buen momento para hablar. En realidad, tiene razón, no hay buenos momentos para malas noticias. Eso no significa que tengas que enterrar la cabeza en la arena. Esto sólo trae dudas y malentendidos y nada puede seguir así. ¡La comunicación es la base de una relación sana!

Y tú, ¿qué límites te pones en tus relaciones sentimentales?

También te puede interesar:

5 señales de que tu pareja tiene miedo al compromiso

¿Problemas en tu relación? Estos indicadores negativos podrían ser la causa

VIBEtv