“Heartstopper”: la serie de Netflix que normaliza la homosexualidad entre los adolescentes

Más allá de la hermosa historia de amor que une a Nick y Charlie, se tratan temas más serios.

14
Heartstopper
Foto: Instagram/@heartstoppertv

Recién estrenada, Heartstopper, la nueva serie de romance adolescente de Netflix está haciendo mucho ruido. Hay que decir que la novela gráfica del mismo nombre, publicada por primera vez en la web antes, también fue un éxito. ¿Cuáles son las razones del por qué llama la atención? Aquí te contamos. 

“Heartstopper”: una serie de romance; de esas que nos gustan

Si la serie, agregada al catálogo por Netflix el 22 de abril, ha encantado porque concentra todos los ingredientes de un romance como nos gusta. Basada en la novela gráfica homónima de Alice Coseman, esta producción británica de ocho episodios ha hecho que sus espectadores se derritan en cada episodio. 

Por un lado está Charlie, ya sabes, el estudiante modelo que nadie nota. Por otro lado, tenemos a Nick, un jugador de rugby sexy e inalcanzable, al menos ante los ojos de Charlie. 

Y exactamente como pasa en High School Musical con Troy y Gabriella o, más recientemente, Bridgerton con Kate y Anthony, empezamos a ser impacientes. ¿Cuándo se besarán? Nuestro corazones no dejan de latir al ritmo de los personajes. En resumen, Heartstopper es una serie dulce que se siente bien.

Esta serie no es menos profunda. Más allá de la hermosa historia de amor que une a Nick y Charlie, se tratan temas más serios. Entre ellos, lo absurdo que resulta ser la “terapia de conversión” o incluso las (micro)agresiones homofóbicas cotidianas.

La historia de amor que nos hubiera gustado ver de más jóvenes

Un hermoso romance sin duda, pero lo que hace que la serie sea tan relevante es también la justa representación que da de la homosexualidad. Su fuerza es que nos involucramos con cada uno de los personajes. Y esto sin diferenciación con una pareja heterosexual.

En las redes sociales, apenas se lanzó Heartstopper, la comunidad LGBTQIA+ expresó una verdadera satisfacción. Adolescentes o mayores, todos explican que finalmente se reconocen en personajes románticos. Recientemente unas cuantas parejas homosexuales se habían enamorado en la pantalla chica, pero cada vez el público tenía problemas para ver algo así. 

Porque sí, es un hecho: los adolescentes en la vida real no viven como los soñadores personajes de plástico de Élite o Euphoria. Por el contrario, Heartstopper representa a la juventud en todo lo que es más “normal” y humano; algo que les ha funcionado y que nos alegra ver. 

La representación es buena; algunas personas dirán que no entienden la exageración que rodea a la producción. Puede que Heartstopper no sea el gran proyecto o una obra maestra, pero la serie tiene el mérito de tratar la homosexualidad como pocas producciones lo hacen. Sin torsos desnudos ni escenas inundadas de alcohol y otras sustancias, sólo vida.

También te puede interesar:

Hunter Schafer: la actriz y activista transgénero que protagoniza “Euphoria”

VIBEtv