¿Huecos en tu CV?: 5 consejos para abordar el tema

Tu CV o tu trabajo no definen tu valor.

16
Consejos para tu CV
Foto: Pexels

Año sabático, baja por maternidad o paternidad, burn-out, proyectos personales, reorientación; es muy probable que algún día tengas que justificar uno o varios huecos en tu CV, pero sólo pensándolo, ¿temes los comentarios de los reclutadores durante tus futuras entrevistas?

En el inconsciente colectivo, se desprecian los agujeros en una carrera. Sin embargo, hacer tiempo para uno mismo durante un período no es serio y no quita tus habilidades. Hoy te damos algunos consejos para que dejes de avergonzarte

5 consejos para hablar sobre tus descansos en el CV

Acepta tu tiempo de descanso

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es necesario, incluso obligatorio, asumir que te has tomado un tiempo para ti. A pesar de que esta decisión no haya sido necesariamente voluntaria.

Sea cual sea la causa (burn-out, baja materna o paterna, por la puesta en marcha de tu proyecto personal, etc.), debes aprender a aceptar tus elecciones y aceptar tu historia. Todos sabemos que la vida nos depara muchas sorpresas y que a veces hay que adaptarse y revisar las prioridades. 

La vida no es una carrera, está bien ir a tu propio ritmo. Tu CV o tu trabajo no definen tu valor. Así que no te avergüences de haber pasado o elegido estas pausas y haz las paces contigo mismo. 

Haz un balance de ese descanso

Está bien, te has reconciliado contigo mismo y ahora aceptas el break. Es el momento de interesarte por lo que hiciste durante estos períodos, para contrarrestar cualquier idea preconcebida de tu futuro como empleador.

En primer lugar, pregúntate cuáles son los motivos que te llevaron a experimentar este descanso. ¿Agotamiento, cambio de trabajo, baja de maternidad o paternidad? Tómate el tiempo para releer las experiencias pasadas e identificar los elementos que te  llevaron a tomar esta decisión en tu carrera. 

Una vez que hayas hecho eso, reflexiona sobre lo que lograste en ese tiempo. ¿Un proyecto personal cercano a tu corazón? ¿Querías descubrir nuevas culturas y has viajado? ¿Querías empezar una nueva formación a toda costa? ¿Necesitabas un descanso por el bien de tu salud? Hay muchas razones. Enlista las tuyas sin sentirte culpable para tener las cartas a mano en tus futuras entrevistas. 

Haz el vínculo entre tu experiencia y el puesto al que aspiras

Sí, está bien tomarse un descanso, pero si quieres volver al trabajo, al menos tendrás que explicar tu elección y venderte bien. No te asustes, te mostraremos cómo:

Una vez completada tu lista, es el momento de demostrar el vínculo con tu futura actividad profesional. Durante este descanso, probablemente hayas hecho tu introspección y revisado tus prioridades. 

Un burnout por ejemplo, o las preocupaciones familiares, aunque son penurias, te han permitido enfocarte en ti mismo y saber dónde quieres estar y quién ser en el futuro. Utiliza  estos momentos de reflexión para explicar tu elección.

Por ejemplo: “Con mis problemas de salud me di cuenta de que era importante para mí trabajar en una estructura que lleve un proyecto que tenga sentido para mí” o “Esta capacitación me permitió aprender los conceptos básicos de para comprender mejor el ecosistema en que deseo evolucionar”, etc.

Al hacer un vínculo entre lo que has experimentado y el puesto al que deseas unirte, resaltará tu break, dándole sentido y a la vez, demostrará que estás motivado e involucrado. 

Habla honestamente durante la entrevista

No tiene sentido evitar el tema. Los reclutadores van a ver que en el CV hay una brecha. Por lo tanto, es más que necesario hacerse cargo del asunto. Tienes que valorar lo que has hecho durante este tiempo y sacarle las cosas más positivas. Las palabras claves son honestidad y transparencia, para construir una relación de confianza con tu futuro empleador.

No te rindas ante las negativas

No te quitarán mágicamente esa sensación de estrés de volver al trabajo, pero si aplicas los 4 primeros consejos, ya habrás bajado un nivel en la escala de la ansiedad. Por otro lado, también es muy importante mantener una actitud positiva durante el período de búsqueda de empleo y durante las entrevistas.

Estar desmoralizado ante el rechazo es normal y está bien, sólo recuerda que no cambia tu valor. Mereces encontrar el trabajo de tus sueños. Para ello, es fundamental abordar este periodo de investigación de forma constructiva y positiva, de lo contrario no convencerás a tu futuro jefe.

Y tú, ¿tienes algún hueco en tu CV? ¿Cómo vives las cosas y sobre todo, cuáles son tus técnicas para hablar de ellas con calma durante las entrevistas?

También te puede interesar:

Que la maternidad no sea un obstáculo para volver al trabajo; actualiza tu CV con estos datos

8 consejos para que ningún reclutador rechace tu CV

VIBEtv