Napoleón Hill: el método que podría ayudarte a tener confianza en ti mismo

El método de Napoleón Hill está tomado del libro "Piense y hágase rico" publicado en 1937.

33
Gana confianza con el método Napoleón Hill
Foto: Pexels

¿Te falta confianza en ti mismo y quieres trabajar esta parte de tu personalidad, sin saber muy bien cómo hacerlo? Hemos descubierto un método concreto que es bastante fácil de implementar. Te explicamos de dónde viene el método “Napoleon Hill” y cómo aplicarlo. Objetivo: ganar confianza en uno mismo. ¿Listo para cambiar la forma en la que te ves?

Una pequeña lección de historia…

El método de Napoleón Hill está tomado del libro “Piense y hágase rico” publicado en 1937. El autor, del mismo nombre que su método, explica cómo ganar confianza en sí mismo a través de la asimilación de algunos principios básicos. Habiéndose convertido en un clásico en términos de desarrollo personal, el libro ha vendido más de 60 millones de copias. 

Para escribirlo, Napoleon Hill se nutrió de entrevistas con las personalidades americanas más ricas de su época. Él transformó todo esto en una enseñanza accesible a todos. ¿La meta? Tener éxito en el cumplimiento de sus deseos, enumerando sólo 10 pasos para acceder al Santo Grial. Si a primera vista se pensó reservado para personas ambiciosas en el mundo financiero, no es así.

El método de Napoleón Hill se basa en varias nociones, pero el deseo es uno de los principales pilares. Esta fe es similar al pensamiento creativo en sofrología. Este es un concepto de pensamientos positivos que se basa en la idea de que si creemos en él con mucha fuerza, nuestros pensamientos pueden hacerse realidad. 

Conciencia, pensamientos positivos, autosugestión

Este método “milagroso” se basa en varios pasos que debes adaptar a tus propias necesidades. En lo que a autoconfianza se refiere, es ante todo un trabajo emocional. Se recomienda resumir los 10 pasos del método en 4 fases: conciencia, dar un paso atrás, autosugerencia y tomar acción

Por lo tanto, la conciencia es el primer paso. Es el más importante porque inicia todo el resto del cambio. El deseo debe ser profundo y muy fuerte. No es un “simple deseo” rápidamente reprimido. Debe estar realmente presente en nosotros.

Una vez finalizado este paso, es hora de pasar a observar los pensamientos negativos. Da un paso atrás de tus pensamientos negativos. Y sobre todo, darnos cuenta de que no nos definen, que son exteriores a nuestro ser.

La tercera etapa, la autosugestión, se basa en la famosa motivación interna. El discurso motivador que debemos recitar tantas veces como sea necesario, hasta creer verdaderamente y profundamente en él. Puedes escribirte una oración corta en una hoja de papel como “Era muy tímido en el pasado, pero ahora voy a trabajar en mi confianza”.

Actúa con el Método Napoleón Hill

¿Estás en la cuarta etapa: tiempo para la acción? No tienes que cantar una canción delante de todos o ir a pedirle un aumento a tu jefe. Tómalo con calma, construye algún tipo de escalera de metas. Uno por paso, desde el más “fácil” hasta el más atrevido. 

En el caso de la timidez, el paso número uno puede ser por ejemplo: saludar a un colega mirándolo directamente a los ojos. Asegúrate de aumentar la dificultad con cada nuevo paso para no quedarte en tu zona de confort. Lograr cada objetivo creará un poco más de confianza, sin que te des cuenta al principio. La confianza en uno mismo se nutre día tras día, y así avanzamos y llegamos muy lejos.

Sobre todo, no te azotes si no puedes cruzar uno de los peldaños de la escalera. La confianza en uno mismo no es innata, no todos vamos al mismo ritmo. Cada uno de nosotros tenemos nuestros propios miedos arraigados. Se trata de perdonarte a ti mismo y hacer un cambio por ti y a tu propio ritmo.

Entonces, ¿qué piensas del método “Napoleon Hill”? ¿Quieres probarlo?

También te puede interesar:

8 cosas que los adultos debemos aprender de los niños y cómo ponerlas en práctica

Las 5 cosas que nadie te dijo antes de lograr tu independencia

VIBEtv