8 cosas que los adultos debemos aprender de los niños y cómo ponerlas en práctica

Aunque no tengas hijos puedes aprender de tus sobrinos o algún niño con el que convivas a menudo.

22
Cosas que debemos aprender de los niños
Foto: Pexels

Los adultos son los encargados de cuidar y ser responsables de los niños, son un referente de lo que se debe llegar a ser, con las preocupaciones del día a día nos olvidamos de disfrutar esa parte infantil que todavía vive dentro de nosotros y con la que en algún momento fuimos felices, es por eso que te traemos una lista de cosas que los adultos deberíamos disfrutar más a menudo.

Aunque no lo parezca, los niños pueden darnos grandes enseñanzas de vida, no importa si no tienes hijos, puedes aprender de tus sobrinos o algún niño con el que convivas a menudo; los pequeños tienen la capacidad de emocionarse, ilusionarse y divertirse en todo momento, cosas que a veces como adultos olvidamos. Así que aprende de ellos con estas actividades que según el sitio Ser Padres podemos realizar.

8 cosas que los adultos debemos aprender de los niños y cómo ponerlas en práctica

  1. Mantente activo: deja la vida sedentaria, recuerda esas actividades que te gustaban realizar en tu infancia como correr, saltar, andar en bicicleta o en patineta. Nunca es tarde para retomar esas actividades que te daban felicidad.
  2. Aprende cosas nuevas diario: cuando éramos niños todo nos parecía increíble y nuevo, poco a poco comenzamos a cerrarnos, así que es momento de aprender y conocer cosas nuevas como lugares, personas y hobbies.

3. Cuestiona todo y a todos: seguramente cuando eras niño o niña preguntabas a tus papás todo, esa capacidad de cuestionar e incluso la curiosidad se va desvaneciendo. Tal vez creas que lo sabes todo o por pena ya no lo hagas, pero es momento de volver a preguntar e interesarnos en temas actuales para seguir aprendiendo.

4. Vive sin prejuicios: las limitantes y creencias son cosas de adultos, que éstas no te condicionen, permítete actuar y vivir sin el miedo a qué dirán. Los niños no se preocupan por las apariencias, sólo viven el momento.

5. Dibuja y deja que la imaginación fluya: tal vez el dibujo era una de tus actividades favoritas, pero ya no la realizas, retoma esta actividad e imagina y plasma en papel tus metas o sueños, te sentirás bien y tal vez ahora si puedas comprar esos colores que querías en tu infancia.

6. Aprender a perdonar: los niños suelen perdonar más rápido porque no guardan rencor ni resentimiento, permite que tu parte adulta se perdone a sí misma por las cosas que ya no se pueden cambiar.

7. Pide ayuda: como adultos nos da miedo o pena admitir que necesitamos ayuda de alguien, pedir apoyo es algo muy natural en la infancia, no lo vemos como signo de debilidad.

8. Ríe de todo: ¿te da pena tu risa? No importa, la risa es una muestra de alegría, así que como adultos debemos buscar motivos para reírnos a carcajadas todo el tiempo porque vida sólo hay una.

También te puede interesar:

7 dibujos animados LGBT friendly para abrir la mente de los niños

5 juegos de mesa que los niños y adultos amarán

VIBEtv