Lenguaje corporal: 9 pequeños gestos que traicionan nuestras emociones

Tu cuerpo habla y se expresa a través de tus brazos, tus piernas, tu cabello, tu rostro.

31
Lenguaje corporal
Foto: Pexels

¿Sabías que existe el lenguaje corporal? Así es, en ocasiones tu boca puede decir algo, pronunciar palabras, expresar una idea. Y al mismo tiempo, tu cuerpo comunica lo que siente profundamente. A veces, traicionando una emoción que querías ocultar a tu interlocutor. Aquí hay algunas claves para identificar estas señales conscientes e inconscientes.

Concéntrate en las expresiones faciales, que son las más difíciles de ocultar

Tu cuerpo habla y se expresa a través de tus brazos, tus piernas, tu cabello, tu rostro. Ojo: no todos los gestos son para interpretarlos o frenarlos. Todos tenemos nuestro propio lenguaje corporal, una identidad corporal, movimientos que nos definen. Los gestos que traicionarán emociones que deseamos ocultar serán repentinos e inusuales para el cuerpo. 

Lenguaje corporal: 9 gestos que delatan las emociones

Cejas

El movimiento de estos dos mechones de pelo en medio de nuestra frente, pueden revelar muchas cosas y no pasar desapercibido. Aunque sea rápido y muy sutil.

1. El levantamiento de una ceja o las cejas: esta acción puede revelar enfado, asombro o cuestionamiento de forma muy sutil, ¿quieres ocultar tu primera impresión? ¡Imposible! Tus cejas revelarán tu sentir, antes de que tus pensamientos y tu boca se preparen para decir lo que quieres expresar.

2. Ceño fruncido: es un fiel reflejo del descontento y desaprobación. Aunque quieras fingir lo contrario, una vez que la persona que tienes delante te vea fruncir el ceño, sabrá que no estás de acuerdo con su propuesta o con lo que intenta decirte.

Ojos

¿Quién no ha oído alguna vez que los ojos son “el espejo del alma”? Y por una buena razón, los ojos son un revelador de nuestros pensamientos profundos .

3. La pupila normal: En efecto, las pupilas se dilatan, se ensanchan cuando sentimos una emoción sincera. Por el contrario, si hacemos un cumplido poco sincero, nuestra pupila permanecerá en su tamaño original. 

El tamaño de la pupila influye directamente en nuestro capital de simpatía con los demás. Así, si tu interlocutor es un poco observador y sensible al lenguaje corporal, tu cumplido puede hacerte parecer un adulador de egos interesado. 

4. La ausencia de líneas finas en la comisura de los ojos cuando sonreímos: ¿Alguna vez has experimentado la sonrisa forzada? Si no, estira la boca, imitando una sonrisa. ¿Qué sentiste en tus ojos? ¿Nada? En efecto. Cuando nos obligamos a sonreír, los ojos se quedan estáticos. Por otro lado, si sonríes con franqueza, porque la situación en la que te encuentras te produce una emoción positiva, tus ojos se entrecierran; es decir, tendrás ojos risueños.

5. Mirada furtiva durante conversaciones: ésta puede delatar una mentira, o un disimulo. De hecho, ¿qué podría ser más difícil que mirar a alguien a los ojos mientras se le miente descaradamente? Si tus ojos buscan evitar la mirada de la persona de enfrente, lo más probable es que se dé cuenta de que no estás siendo sinciero. 

Nariz

Es muy probable que esta parte de tu cuerpo te traicione. Si la expresión “tener sentido del olfato” evoca la capacidad de “sentir” o no una situación, nuestra nariz es un indicador de lo que realmente pensamos y sentimos.

6. Frotar la parte superior de la nariz delata un estado de molestia: puedes afirmar que todo está bien y que la situación está bien para ti, pero será difícil para los demás creerlo. 

7. Nariz arrugada: expresa tu disgusto, desaprobación. Incluso si no quieres compartirlo, tu nariz no podrá evitar subir por una fracción de segundo. 

Boca

Podrás decir algo con tu boca, pero los movimientos de tu cuerpo lanzarán un mensaje muy distinto al que estás dando. 

8. Morder o humedecer los labios: hacerlo de golpe, puede hacer entender a tu interlocutor que hay malestar, nerviosismo o ansiedad que intentas disimular. 

9. Retraer los labios: ésto puede hacer entender a tu interlocutor que estás impidiendo decir algo, expresar una idea o dar una opinión. 

¿Recuerdas la última vez que tuviste una conversación con alguien a quien le querías ocultar tus emociones o te costó confesarle algo? Presta atención a tu lenguaje corporal.

También te puede interesar:

4 productos para vivir tu periodo en modo “residuo cero”

Mindfulness infantil: 5 sencillos consejos para enseñar a tu hijo a meditar y relajarse

VIBEtv