5 consejos para enseñar a los niños el concepto de compartir

Con el ejemplo y una buena explicación, los niños comienzan a entender la importancia de compartir.

18
Niñas aprendiendo a compartir
Foto: Pexels

La palabra compartir parece ser muy bien entendida por adolescentes y adultos (en algunos casos); sin embargo, para los niños es un poco más complejo ya que tienen la idea que todo lo que tocan, les pertenece y nadie más puede tenerlo. Es normal que estas discusiones se den entre hermanos, primos, amigos y compañeros de escuela. Aquí hay algunos consejos para enseñarles la noción de compartir.

5 consejos para enseñarle a los niños a compartir

Habla con tu(s) hijo/a(s)

Podemos decir lo que queramos: compartir, a veces no es fácil cuando eres adulto, así que imagina lo que eso significa para tus pequeños. Más que imponer cosas, por lo tanto, es importante hablar con ellos. Comienza explicándoles con calma que el juguete sigue siendo suyo, que lo recuperarán.

También insiste en el efecto que producirá como decirle: “sabes que es muy lindo prestarle este osito de peluche a tu prima pequeña para que se duerma sin tener miedo”. Finalmente invítalos a verbalizar sus emociones. Esto te ayudará a apoyarlos mejor. 

Por ejemplo: si tu hijo menciona un sentimiento de ansiedad al ver degradado su juguete, puedes prometerle que, de ser así, harás todo lo que esté a tu alcance para repararlo. 

Nunca los obligues a compartir

Si es importante transmitir las ganas de compartir a los más pequeños, sería contraproducente imponerles. Si el proceso no proviene de su(s) hijo/a(s), es inútil. Por el contrario, incluso ya que él/ella (ellos/as) bien podrían estar totalmente disuadidos de prestar cosas por sí mismo/a. ¿De qué sirve la buena voluntad si al final se ve obligada a hacerlo de todos modos?

Predica con el ejemplo

Lamento decirte que “haz lo que digo, pero no lo que hago” rara vez funciona. La mejor manera de enseñarles a compartir es mostrándoles cómo se hace. Esto los tranquilizará y los ayudará a normalizar el comportamiento. En otras palabras, la próxima vez que tu pareja quiera comerse la última galleta del paquete para desayunar, evita decirle que no. 

Enséñale compromiso

Lo que te puede molestar de tu hijo es seguramente que no ves ningún interés personal de compartir.  En este contexto, y con delicadeza, intenta la negociación. Tomar turnos o intercambiar son buenos compromisos que le permitirán comprender las consecuencias de sus acciones.

Guarda los juguetes que no quiera prestar

Último consejo: si sabes de antemano que es probable que estalle un conflicto, toma la iniciativa. Ellos y ellas tienen todo el derecho a no querer prestar un juguete que les interesa especialmente. Para evitar los gritos de otros niños, simplemente guarda esos juguetes. 

Además, al tener esta discusión preliminar, sugerirá que tus hijos elijan otros objetos que estén de acuerdo en poner a disposición de sus primos, amigos o compañeros. Por lo tanto, estarán listos para prestar y lo harán con mayor facilidad.

También te puede interesar:

5 deportes que traen beneficios a la salud de los niños

Mindfulness infantil: 5 sencillos consejos para enseñar a tu hijo a meditar y relajarse

VIBEtv