5 hábitos de pareja para construir una relación sana

Conocer a la persona amada es fácil en comparación con mantener una relación romántica plena.

37
Relación sana
Foto: Pexels

Nutrir una relación no es una tarea fácil para muchos de nosotros. En una relación es bastante normal que tarde o temprano surjan obstáculos; sin embargo, también hay beneficios. Porque sabemos que quieres una relación sana, te compartimos 5 hábitos que te ayudarán a construir un vínculo sano, donde dejes de lado la monotonía.

La clave para una relación sana y tranquila, depende mucho de lo entretenida y sexy que sea. Si sabes aprovechar estos dos factores y sigues los siguientes hábitos, seguro que disfrutarás de una convivencia con tu pareja completamente distinta. 

5 hábitos para tener una relación sana en pareja

Haz que tu pareja sea importante

Debes saber que una pareja es el complemento que tu vida necesita y es, incluso, esa fortaleza la que ayuda a alcanzar las metas que se ha propuesto. Por el trabajo, la familia (hijos) y la rutina diaria que nos obliga a asumir una serie de responsabilidades para vivir, a veces es difícil dedicarle tiempo a nuestro ser amado. 

Es muy cierto que al principio hacemos lo imposible por poder estar con esta persona y consolidar la relación, pero con el tiempo se funde y muchas veces nos sentimos seguras. Sin embargo, para que una relación sobreviva, constantemente se deben enfrentar nuevos desafíos y obligaciones; es decir, una relación no cambia, simplemente se transforma .

Ahora, tocando este punto, pregúntate ¿cuántas veces has cambiado de planes con tu pareja por otra acción fuera de tu relación? Ya sea por el trabajo o por otros intereses que te mantienen ocupado, no te has dado cuenta de que estás perdiendo otra parte esencial de tu vida, tu compañero romántico. Así que despierta, dale la atención que merece este ser tan especial, conoce lo que le importa, y dáselo.

Lo anterior no quiere decir que ahora te vuelvas dependiente de tu pareja y no des un paso sin avisarle antes, pero es necesario que te intereses por él o ella. Muéstrale lo importante que es para ti, comparte a su lado tus logros, tus sueños, tus penas; recuerda que una pareja no es un obstáculo, al contrario, es un apoyo. De lo contrario, si tu pareja representa otro problema que debes enfrentar, tu relación ya no va bien o tienes otro concepto.

No le des importancia a lo que no lo merece

Al comienzo de una relación, la risa es el motor, así que no lo olvides, sobre todo ahora que tu vida se vuelve rutinaria o cotidiana. No dejes que las responsabilidades, el trabajo y demás te roben esa esencia, esa que usabas al principio para parecer graciosa. Ahora bien, no confundas madurez con seriedad, no cometas el error de pensar que la madurez va unida a la seriedad y al aburrimiento.

Así como los problemas y los obstáculos son completamente naturales en una relación, también lo es la risa. En una relación siempre debe haber entretenimiento y placer, ¿por qué? Porque son capaces de romper una vida cuadrada. Por eso, el consejo es que nunca pierdas la capacidad de reír, sin importar el contexto en el que te encuentres: sexualmente, después de charlar, etc. Aprende a reírte de tus errores, pero siempre con respeto.

Comunicación

Como personas, somos muy observadoras, nos mantenemos atentas a lo que están haciendo otras parejas y cómo están llevando su relación. Este es un error que debes evitar, porque observar sólo aumenta tu insatisfacción con tu relación y entonces comienzan las comparaciones. 

Por lo tanto, nunca descuides los detalles, la atención, la comunicación, el sexo, las conversaciones, para que tu pareja evite fingir tener algo que no tiene. Aunque sabemos que nadie es perfecto, puede pasar que en algún momento te pase algo, pero por eso la importancia de la comunicación, que sirve para dialogar y expresar lo que te gusta y lo que haces.

Por otro lado, si hay algo que a todos nos encanta son las sorpresas, así que no dejes de sorprender a tu pareja, no te canses de enamorarle, brindándole detalles para conquistarle más.

Prueben cosas nuevas

Este punto hay que aplicarlo siempre, te será útil individualmente y dentro de una relación. No hagas de tu relación algo cotidiano, cambia tu rutina, ve a nuevos lugares, crea nuevas experiencias, cambia de planes, sean espontáneos, atrévete a probar cosas nuevas. Es probable que al hacer un cambio en la rutina, encuentres cosas que te apasionen y, como resultado, te unan aún más.

En el terreno sexual, de la misma manera, prueba nuevas posiciones y diferentes lugares. Recuerda que nadie nace sabio y experto en el sexo; así que atrévanse a disfrutarlo de una forma diferente y que mejor que descubrirlo juntos. Además, probablemente aún no hayas descubierto todos los puntos de placer de tu pareja. ¿Qué estás esperando?

La perfección es inexistente

Tú y tu pareja se merecen lo mejor. Las cosas funcionan cuando ambos están involucrados, cuando todos los puntos anteriores están en equilibrio; si alguno de estos puntos falla, será difícil para ti mantener una relación satisfactoria.

Como seres humanos cometemos errores y de estos aprendemos, es posible que surjan discusiones, de ahí la importancia de saber comunicar bien. Cuando presentes diferencias, habla de ellas, el secreto es no callar y recordar que todo tiene solución.

Trata de mantener los hábitos anteriores, que te ayudarán a tener una relación sana y crecer como pareja. Además, en una relación hay que aprovecharlo todo, porque nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes.

También te puede interesar:

5 ideas románticas para celebrar San Valentín en casa

¡Ponle play a la pasión!: 10 canciones para hacer el amor

VIBEtv