Masculinidades positivas: la promoción y educación de la igualdad directo para los hombres

Conoce más acciones hacia la construcción de una sociedad igualitaria entre mujeres y hombres.

83
Maculinidades positivas
Foto: Pexels

Las masculinidades positivas hablan de ser un hombre más igualitario, lo que significa hacerse cargo de una mayor responsabilidad en el cuidado de los demás y de uno mismo, esto hace que la autoestima se incremente, promoviendo el crecimiento personal y mejora la calidad de las relaciones entre hombres y mujeres, logrando de esta manera. 

En la construcción de una sociedad igualitaria, es necesario cambiar las actitudes hacia prácticas más igualitarias en las esferas pública y privada. Es importante comenzar por aceptar que los modelos masculinos son una expresión de nuestro tiempo y cultura, pero que deben ser cuestionados y corregidos ya que cimentan las desigualdades.

No todos los hombres reproducen los estereotipos de género o las conductas sexistas del modelo masculino hegemónico en el que se socializan todos los hombres.

La constante y activa participación de los hombres en la lucha social y constante contra la violencia erradicada en contra de las mujeres es un factor positivo, y se deben tomar posiciones de condena de esta y otras violencias. 

Cualidades con masculinidades positivas

  • Compartir el control de la realidad con las mujeres, no utilizar el poder para imponerse sobre otros.
  • Promover formas justas de vivir en sociedad, luchar por disfrutar de su trabajo y de su hogar por igual, compartir las labores domésticas y el cuidado de los hijos e hijas.
  • Estar consciente de la construcción cultural de la masculinidad, promover la no violencia en sus hijos/hijas y en otros hombres y cuestionar la visión esencialista de los conceptos de masculinidad y feminidad.
  • Aceptar otras manifestaciones de la masculinidad distintas de la tradicional, cuestionar la concepción tradicional de la misma y oponerse al machismo.
  • Reconocer las consecuencias negativas que el machismo ha traído a sus relaciones interpersonales, definirse a partir de sí mismo y no perfilándose a través de alteridades opuestas y negativas que él haya creado.
  • Ser capaz de desarrollar capacidades positivas de los dos géneros, no ver amenazada su masculinidad por compartir sus puntos de vista con las mujeres.
  • Asumir su sexualidad de forma versátil, conservar algunas cualidades masculinas tradicionales positivas, ser contrario a una educación sexista y homofóbica para los hijos.
  • La madre debe participar en el proceso de hacer al hijo un hombre, buscar que el hijo, desde temprano, no desarrolle una identidad masculina agresiva ni egocéntrica.
  • Mostrarse abierto y receptivo ante los demás, no considerar la heterosexualidad el único patrón para definir su virilidad y su vida social.

El concepto de lo que constituye una nueva masculinidad positiva no impone ni sugiere seguir un nuevo modelo, ni constituye un conjunto de requisitos para clasificar a los hombres como no masculinos y no homosexuales. Este concepto reúne diferentes expresiones masculinas para identificar comportamientos masculinos nuevos y positivos.

Cada hombre es libre de decidir con qué masculinidad se siente más cómodo, incluso si esas cualidades son incompatibles con las nociones tradicionales de masculinidad. 

Esto se puede utilizar para identificar a aquellos que han comenzado a cambiar realmente su comportamiento y forma de pensar. Señalar incluso a quienes viven en circunstancias contradictorias y quedan presos en posiciones irreales, de acuerdo con el Gobierno de México

También te puede interesar:

Proyecto Minerva: la app de educación financiera para la mujeres

La escala de Kinsey de la sexualidad: ¿somos todos bisexuales?

VIBEtv