4 valores que puedes transmitirle a los niños

Los valores son conceptos abstractos que son difíciles de entender para un niño pequeño.

42
Valores hijos
Foto: Pexels

Compartir, perdonar, ser honesto: es normal que los padres quieran transmitir buenos valores a su hijo. Pero, ¿cómo lograrlo? Explicarle las consecuencias de sus acciones y las de los demás puede ayudarlo a comprender mejor la importancia de ciertos valores. Sin embargo, este aprendizaje sigue siendo un desafío para un niño pequeño.

4 valores por transmitir a los pequeños

Compartir

¿A partir de qué edad?

Antes de los 4 años, la noción de compartir no es fácil de entender para un niño pequeño, porque tiene una visión egocéntrica del mundo. Es decir, ve la vida a partir de sus necesidades, sus deseos y sus anhelos. El niño también tiene dificultad para ponerse en el lugar de otra persona. No entiende que otro niño esté triste o enojado si se niega a compartir. Incluso a los 5 o 6 años, un niño puede tener dificultades para compartir.

Con la práctica y a medida que los niños crecen, aprenden a prestar de forma más espontánea. Entiende que puede complacer compartiendo. También entiende que compartir puede llevar, por ejemplo: a su hermano o a su amigo a prestarle un juguete a cambio.

¿Cómo ayudarlo a compartir?

  • Enséñale a tu hijo el concepto de tomar turnos: “Juegas unos minutos con este juguete y luego será el turno de tu hermano”. Esto le ayuda a comprender mejor que los demás también quieren el juguete que a él le gusta.
  • Ayúdalo a ver las reacciones positivas de los demás cuando comparte: Por ejemplo, puedes decir: “Mira, tu hermana está sonriendo. Ella está feliz de que le prestes tu peluche”. Demuéstrale que tú también compartes. Dile: “Mira, le presto mi pala al vecino para que lo ayude y después me la va a devolver”. Este tipo de situaciones concretas ayudan a los pequeños a comprender mejor la importancia de compartir.
  • Fomenta los juegos que permitan la colaboración y la cooperación: Como bloques de construcción, rompecabezas o juegos de mesa en parejas. Estos juegos le ayudan a apreciar la contribución de los demás en sus juegos.
  • Pídele que decida qué juguetes está dispuesto a compartir y con qué juguetes prefiere quedarse: Puede mantener sus juguetes favoritos en su habitación cuando otros niños lleguen a casa y animar a tu pequeño a compartir sus otros juguetes. Le enseñas a compartir respetando sus habilidades.
  • Refuerza el valor de compartir en lugar de obligarlo: Es mejor decir: “Puedes jugar con este juguete por un rato”. Sin embargo, cuando haya terminado, puedes preguntarle si quiere guardarlo o prestarlo a alguien más. Así dejas que él decida por sí solo y lo alientas a compartir.
  • Establece reglas simples para compartir cuando su niño pequeño esté en un grupo: Explícale: “Puedes llevarte un juguete sólo si nadie lo está usando. De lo contrario, pregúntale al amigo que lo tiene si te lo puede prestar diciendo ‘por favor. Si acepta, puedes decirle ‘gracias’ y prestarle uno de tus juguetes a cambio. Si se niega, tienes que elegir otro juguete”.

Respeto

¿A partir de qué edad?

Enseñar a un niño a respetar es enseñarle a tratar con cariño a las personas y objetos que le rodean. Esto significa ayudarlo a comprender que no es el único que cuenta, sino que también debe tener en cuenta a los demás. Enseñar respeto a un niño pequeño también significa enseñarle a prestar atención a las cosas, como no golpear sus juguetes en la mesa y pasar suavemente las páginas de un libro para no romperlas.

¿Cómo puedes ayudarlo a adoptar un comportamiento respetuoso?

  • Trata a tu hijo con respeto y pídele que haga lo mismo: Dirígete a tu hijo en un tono calmado y usa palabras educadas con él (por ejemplo: por favor y gracias) también ayúdalo a actuar de esa manera.
  • Comienza con la experiencia de tu hijo para que la noción de respeto se vuelva más concreta para él: Por ejemplo, dile: “¿Te acuerdas, ayer te caíste, no te gustó y te dolió? Bueno, es lo mismo cuando empujas a tu amigo, a él no le gusta y puedes lastimarlo”. Sin embargo, es inútil preguntarle a un niño de 2 o 3 años, por ejemplo: “¿Te gustaría que te tiraran arena a los ojos?” Dirá “no” porque te verá  enojada, no porque comprenda. Necesita tu ayuda para ponerse en el lugar del otro.
  • Enséñale a respetar sus juguetes para que aprenda a respetar los de los demás: Por ejemplo, explícale que cuando juega con sus juguetes tranquilamente, sin tirarlos, no los rompe. Esto le permite divertirse con sus juguetes durante mucho tiempo. Animar a tu hijo a guardar sus juguetes también es una forma de enseñarle a cuidar su entorno.
  • Deja que tu pequeño tenga un peluche o un edredón favorito que nadie más pueda usar: Es una forma sencilla de ayudarle a comprender por qué ciertos objetos merecen un trato especial y a respetar los objetos que pertenecen a otros. Entonces puedes decirle: “No quieres que juguemos con tu osito. Es lo mismo para la abuela, ella no quiere que saltes en su sofá”.

Perdón

¿A partir de qué edad?

Ser capaz de pedir perdón o perdonar a un amigo viene con la comprensión del “derecho a cometer errores”. Es un concepto que se entiende bastante tarde, alrededor de los 5 o 6 años. Cuando tu hijo comprenda que tiene derecho a cometer errores, podrás ayudarlo a ver que los demás también tienen derecho a equivocarse.

Incluso si un niño pequeño no comprende el concepto de cometer errores, puedes enseñarle a disculparse cuando hace algo mal. Por supuesto, cuando dices: “Ve a disculparte, dile que lo sientes”, tu hijo lo está haciendo porque se lo estás pidiendo, no porque entienda. Sólo más tarde, alrededor de los 5 o 6 años, comprenderá que su gesto o sus palabras podrían haber herido a otra persona.

¿Cómo ayudarlo?

  • Explícale que tiene derecho a equivocarse y que a todo el mundo le pasa que se equivoca: Esto lo tranquilizará y podrá disculparse y perdonar a los demás.
  • Partir de su propia experiencia para hacerle comprender el dolor del otro: Di algo como “¿Recuerdas cuando tu hermanita rompió tu carrito? Tuviste mucho dolor y te gustó que ella se disculpara. Es lo mismo para tu amigo, está triste porque destruiste su castillo de arena. Le haría bien que te disculparas”.

Honestidad

¿A partir de qué edad?

Para un niño pequeño, mentir es una fase normal de su desarrollo. Solo alrededor de los 5 años se da cuenta de que una mentira puede causar problemas. Antes de esta edad, el niño aún no hace la diferencia entre la realidad y lo imaginario. A veces camufla, embellece o transforma la verdad por diversión, para hacer reír o para imaginar una realidad más interesante. Un niño pequeño también puede mentir para evitar que se burlen de él o para evitar molestar a las personas que lo rodean.

Como padre y/o madre, no tienes que pretender creer las historias de tu pequeño, pero tampoco debemos confundir sus mentiras con problemas. Un niño comprende mejor la importancia de ser honesto después de los 5 o 6 años. A esta edad sabe diferenciar mejor entre lo imaginario y la realidad y comprende un poco más el sentido del bien y del mal.

¿Cómo ayudarlo a ser honesto?

  • Anima a tu niño pequeño a expresar sus emociones: Invítalo a decir con palabras que está triste, feliz o enojado tan pronto como pueda. También puedes ayudarlo a expresar sus emociones con juegos, peluches, figuritas o incluso con la ayuda de un dibujo. Aprender a decir las cosas reales y nombrar sus emociones es una forma de aprender la honestidad.
  • Elogia al pequeño cuando dice la verdad: Aunque sea para confesar una pequeña travesura. Por ejemplo: si tu hijo le dice que rompió el juguete de su hermano, puedes decirle que estás contenta de que se lo haya dicho y luego trabajen juntos para encontrar una manera de arreglarlo.
  • Explícale por qué es importante decir la verdad: Puedes decir, por ejemplo: “Cuando la gente dice la verdad, nos ayuda a confiar en ellos”. Pregúntale cómo reaccionaría si alguien le mintiera. Le ayudarás a entender las consecuencias de mentir.
  • No reacciones con dureza: Si reaccionas demasiado negativamente a una mentira, puedes obtener el efecto contrario al que deseas. Saber que tu niño pequeño puede haber mentido por temor a que se burlen de él, te ayudará a reaccionar con más calma. Luego pueden encontrar soluciones juntos para ayudarlo a decir la verdad.

No olvides

  • Los valores son conceptos abstractos que son difíciles de entender para un niño pequeño. Necesita de tu ayuda para comprenderlas y ponerlas en práctica.
  • Es en situaciones concretas de la vida cotidiana que tu hijo aprenderá gradualmente la importancia del compartir, el respeto, el perdón y la honestidad.
  • Es importante empezar a transmitir tus valores a tu hijo desde temprana edad, aunque sólo alrededor de los 5 años los adoptará con mayor facilidad.

También te puede interesar:

19 consejos de María Montessori para educar a tus hijos

Bullying en la escuela: ¿qué hacer cuando mi hijo es el acosador?

VIBEtv