4 buenos propósitos de Año Nuevo para tus hijos

Tómate el tiempo para elegir buenos propósitos con tu hijo y formularlos concretamente con él o ella.

48
Propósitos para niños
Foto: Pexels

Como todos los años, los buenos propósitos florecen en la víspera de Año Nuevo, y muchos adultos aprovechan esta oportunidad para adoptar hábitos más saludables y positivos a diario, pero también en los niños las buenas resoluciones pueden ser interesantes. 

Después de todo, no hay edad para adoptar buenos hábitos. Por supuesto, las resoluciones clásicas, como practicar deportes, comer sano, dejar de fumar o ser más organizado, no son atractivas para los niños. Sin embargo, su objetivo general sigue siendo interesante. Por eso te ofrecemos algunas ideas para propósitos de Año Nuevo especialmente adaptadas para niños.

4 propósitos de Año Nuevo para niños

  • Comer frutas 3 veces al día

Uno de los buenos propósitos más populares es comer de manera saludable. Sin embargo, seamos honestos, ¿qué niño está interesado en este tema? Este problema de salud afecta principalmente a los padres que están preocupados por su descendencia. Si deseas que tus hijos coman más saludablemente, puedes expresar esta buena resolución de una manera más concreta y accesible.

Por ejemplo: Bebe 4 vasos de agua todos los días y no más de 1 vaso de refresco o jugo de frutas, o come al menos 3 frutas al día y no más de un pastel y/o galleta. Fija las cantidades con tu hijo, permaneciendo abierto y educado. Además, asegúrate de dar un buen ejemplo.

  • Unirse a un club deportivo

La segunda resolución más popular entre los adultos es la práctica de deportes, pero aquí, de nuevo, el objetivo sigue siendo abstracto para los niños. Si deseas que tu niño, niña o adolescente haga ejercicio, debes expresar la iniciativa de una manera más accesible.

Para motivar aún más a tu hijo, tómate el tiempo para personalizar etiquetas bonitas de ropa con él, que pegarán en todos sus artículos deportivos. Por simplicidad, elige las etiquetas de ropa autoadhesivas o termoadhesivas, que son más fáciles y rápidas de aplicar. 

  • No más pantallas antes de ir a dormir

Aquí tienes otro propósito que pueden llevar a cabo: reducir el tiempo que se pasa frente a las pantallas como la televisión, tableta, teléfono inteligente, etc., los niños pasan una cantidad considerable de tiempo frente a las pantallas. Esto puede afectar la calidad del sueño, inquietud e incluso dificultar las interacciones sociales. 

Por ejemplo: No más pantalla 1 hora antes de acostarse, tiempo de silencio y/o lectura durante 30 minutos antes de dormir o incluso, máximo 2 horas de pantalla por día. Es fundamental cuantificar el consumo de pantalla para establecer duraciones precisas que tu hijo pueda respetar.

  • Ordenar la habitación

Para los niños y adolescentes, los buenos cambios también se relacionan con el comportamiento, especialmente en el hogar. Todo padre sueña con un niño modelo, que ordena su habitación, la ropa sucia y pasa la aspiradora sin que se lo pidan, pero la realidad suele ser diferente. Para animar a los tuyos a esforzarse más en casa, busca soluciones en este sentido. 

También te puede interesar:

Lactancia plena y libre: ninguna autoridad podrá prohibir amamantar en espacios públicos

Regreso a casa con bebé: 6 consejos para madres primerizas

VIBEtv