Recordando a Remedios Varo a 113 años de su natalicio

Participó en la exposición “logicofobista” con grande influencia del surrealismo.

37
Remedios Varo
Foto: Twitter /@Arteymas_

Remedios Varo fue una artista surrealista española, nació el 16 de diciembre de 1908, pero su legado sigue vigente hasta nuestros días. Su padre era un pensador libre mientras que su madre era religiosa y bondadosa. Él era ingeniero hidráulico, por eso desde pequeña aprendió a manejar utensilios de su papá, la perspectiva de las matemáticas y también técnicas de dibujo.

Desde pequeña, Remedios Varo leía muchos libros incluso los libros científicos de su padre, aunque estaban prohibidos para ella, en 1924 su padre la ingresó en la Academia de San Fernando, la misma institución que expulsó a Salvador Dalí.

En 1930 salió de la Academia y se casó con Gerardo Lizárraga para salir se casa, se mudaron a París, pero regresaron un año después a Barcelona. Trabajó en la empresa de publicidad Thompson y ahí se reunió con otros artistas de la época como: José Luis Florit, Oscar Domínguez, y Esteban Francés, en 1932 se separó de Gerardo, aunque mantuvo amistad con él.

Participó en la exposición “logicofobista” con grande influencia del surrealismo, en ese año estalla la Guerra Civil española, Remedios regresa con Benjamín Péret a París, donde tiene acceso al círculo íntimo de André Breton; allí conoce a Max Ernst, Víctor Brauner, Joan Miró, Wolfgang Paalen y Leonora Carrington. Con esta ultima, la uniría en México una íntima amistad hasta el fin de su vida.

Remedios Varo en México

Remedios Varo y Benjamín Péret llegan a México a fines de 1941. Se formó un círculo de amigos entre mexicanos y exiliados entre ellos estaban: César Moro, Esteban Francés, Gerardo Lizarraga, Leonora Carrington, Octavio Paz, Ghünter Gerzso y otros.

El ambiente, la ciudad, los habitantes y en sí todo México le sirvió a Remedios Varo, pues los mitos y leyendas la inspiraron para continuar con su arte y la evolución de sus cuadros, en 1948, Remedios decide irse a Venezuela para encontrarse con su madre y hermano.

Ahí hace estudios microscópicos sobre los mosquitos y realiza dibujos sobre los insectos para una campaña de salubridad. También realizó cuadros para publicidad de Bayer y los manda a México donde quiere regresar.

En 1955 crean la primera exposición individual de la artista, esa misma fue un éxito rotundo, según el Sitio Web de Remedios Varo “La obra pictórica de Remedios causa sensación entre el público y la crítica. Hay largas listas de espera y encargos de obras. Entre los admiradores entusiastas se cuentan Alfonso Reyes, Edward James, Carlos Prieto, Ignacio Chávez.”

En 1960 participa en la Segunda Bienal Interamericana de México, su pintura adquiría más contenido místico, en 1963 pinta su último oleo Naturaleza muerta resucitando, y empieza Música del Bosque, donde quiere representar la unidad entre el hombre y la naturaleza, pero no lo terminó pues falleció el 8 de octubre de ese mismo año.

El Museo Nacional de Arte Moderno en el Palacio de Bellas Artes montó una exposición-homenaje para la artista, el que contó con una cifra récord de visitantes.

También te puede interesar:

“Los sueños de Frida Kahlo”, un viaje íntimo a la obra de la artista mexicana

VIBEtv