Las 12 leyes del karma para lograr el equilibrio

Las acciones que hacemos a diario afectan a otras personas.

44
Leyes del Karma
Foto: Unsplash

El karma es una creencia o convicción en religiones como el hinduismo y budismo, en las que creen que hay algo trascendente e invisible que se genera a través de los actos de las personas y que tiene como finalidad el equilibrio y la justicia en el universo.

La palabra karma proviene del sanscrito y significa acción, pero en el budismo se interpreta como la ley de causalidad. Explicada científicamente, podría parecerse a la tercera Ley de Newton en la que cada acción tiene una reacción.

En el hinduismo, el encargado de cumplir con la ley de acción y reacción es el Dios Lama Rash, al momento de morir, las personas son juzgadas de acuerdo con las acciones registradas en el libro de la vida, el castigo para las malas acciones puede recibirse en este planeta o en el infierno.

En el budismo. el karma no es una ley, sino una inercia natural a sus acciones, de esta manera no sería una recompensa o un castigo, simplemente demuestra que las acciones de los humanos tienen consecuencias externas y mentales.

Creas o no en el karma, las acciones que hacemos a diario afectan a otras personas, si te interesa más saber sobre el tema, te presentamos las 12 leyes del karma para lograr el equilibrio con el universo.

Las 12 leyes del karma

  • La Ley Mayor; causa y efecto: Todo lo que haces tiene su retorno. Sobre todo, las cosas negativas que hacemos se nos devolverán multiplicadas por 10.
  • Ley de generatividad: La misión de todo ser humano es ser partícipe de la vida, y eso implica creación. Somos parte inseparable del mundo y del universo, y con ellos formamos una misma cosa
  • Ley de humildad: Si sólo vemos el lado malo de las cosas y de las otras personas, estaremos renunciando a la humildad, esa virtud que hace que podamos crecer moral e intelectualmente.
  • Ley de la responsabilidad: Debemos aceptar la responsabilidad de las cosas que nos ocurren. Si nos pasan cosas malas muy a menudo, es posible que estemos haciendo algo mal nosotros mismos.
  • Ley de conexión: Todo está conectado. Cada acto, por intrascendente que pueda parecer, está conectado con muchos otros elementos del universo.
  • Ley de desarrollo: Hagamos lo que hagamos en nuestra vida, debemos ser conscientes que somos soberanos de nuestro destino, y para ello hay que evolucionar espiritualmente.

  • Ley de focalización: No somos capaces de acceder a niveles altos de sabiduría sin haber estado antes en estadios intermedios. Debemos perseguir ciertos objetivos en nuestra vida, e ir avanzando poco a poco hacia ellos. El esfuerzo casi siempre tiene su recompensa.
  • Ley de la generosidad: Es vital que actuemos con generosidad y amabilidad con otros seres humanos. Vivir en un estado mental de respeto y compasión hacia los demás nos hace estar más conectados con nuestra condición de seres que habitamos un mismo planeta.
  • Ley del presente: Vivir pensando en el pasado, en lo que pudo haber sido y no fue, es una manera perfecta de desbaratar nuestro presente y nuestro futuro.
  • Ley del cambio: El infortunio tiende a repetirse hasta que encontremos el valor y los medios para poder cambiar nuestra vida. Esto se logra con base a los conocimientos y experiencias adquiridos, de los que aprendemos y mejoramos.
  • Ley de la paciencia: Los frutos que recogemos tras mucho trabajar saben mejor. Cuanto más dedicados estemos a las labores que nos ocupan, mayor será la felicidad al recoger la recompensa.
  • Ley de la inspiración: Cuanto más esfuerzo, energía y valor dediquemos a nuestra vida diaria, mayor será el mérito de nuestros triunfos. ¡Ojo! Incluso de los errores se aprende, como hemos visto en las leyes anteriores. El karma reconoce que somos individuos con la capacidad para crear y evolucionar, incluso en circunstancias no del todo favorables.

Te puede interesar: 

Descubren el mayor cúmulo de galaxias conocido del universo primitivo

¿Cómo eliminar el karma de relaciones pasadas?

VIBEtv