Padres divorciados: 5 errores que no deben cometer con los hijos

Tener hijos es difícil, pero criarlos como padres divorciados requiere un esfuerzo mayor.

85
Padres divorciados consejos
Foto: Unsplash

Los padres divorciados suelen tener un horario establecido para convivir con los hijos: unos días con papá y otros con mamá. Este es el ritmo elegido con mayor frecuencia por los padres que han elegido una residencia conjunta, también llamada “custodia compartida”. Una solución cada vez más popular entre los padres divorciados.

eee

A pesar de los “buenos términos”, existen errores comunes que aún se siguen cometiendo y que, no solamente se queda en un conflicto de exparejas sino que también afecta al o los pequeños involucrados. Para mantener una relación sana tanto con los hijos como con la madre o padre, es importante evitar los siguientes errores.

5 errores que padres divorciados deben evitar

  • Vivir demasiado lejos del padre/madre del menor

Primera condición imprescindible para el buen funcionamiento de la custodia compartida: vivir en la misma localidad o cerca. Los padres que se embarcan en este tipo de cuidado infantil cuando se encuentran geográficamente alejados requerirán que sus hijos recorran muchos kilómetros, y la fatiga que conlleva.

Con ambos padres en el mismo sector, el niño podrá seguir un curso escolar normal y mantenerse orientado: amigos, actividades. Si no tienen otra opción (por motivos económicos, profesionales o de otro tipo), quizás deberían considerar otro tipo de cuidado infantil.

  • Tomar decisiones sin consultar al padre/madre

Incluso después de una separación, ambos padres son responsables de tomar decisiones importantes de mutuo acuerdo, independientemente del tipo de custodia elegida (exclusiva o compartida). Estas decisiones incluyen problemas de salud (como cirugía) o elección de escuela.

En caso de desacuerdo, los tribunales deciden la disputa en el mejor interés del niño. Así que no cometan el error de tomar una decisión importante sin avisarle al otro padre, a riesgo de empeorar su relación. Por otro lado, la hora de acostarse, la forma de vestirse, las comidas o salidas, o las decisiones cotidianas, son responsabilidad exclusiva del padre a cargo en ese momento.

  • Establecer horarios de custodia estrictos

Al optar por la custodia compartida, los padres normalmente desean formar parte de la vida del niño y hacerse cargo de su educación de manera equitativa, pero eso no significa que tengas que contar los minutos que pasas con uno u otro. Los padres deben ser flexibles para escuchar las necesidades de sus hijos y adaptarse a las situaciones. Por lo tanto, configurar una operación demasiado cuadrada no es necesariamente la mejor solución.

  • Intercambio en domingo

En la mente de las personas, la semana va del lunes por la mañana al domingo por la noche. Muy a menudo, por tanto, los padres realizan el cambio de domicilio el domingo. Puede que esta no sea la mejor solución. Es mejor concentrarse en un día laborable: los niños van a la escuela por la mañana y regresan por la noche a otro lugar. Es menos traumático que dejar a mamá o papá el domingo por la noche después de haber tenido un gran fin de semana.

El viernes por la noche suele parecer una buena opción: los niños están los fines de semana, por lo que están en buenas condiciones para acercarse al cambio de casa. Tienen el sábado por la mañana para calmarse. Para los padres, se comienza con dos días de descanso con los niños, dos días de diversión y ocupaciones, antes de comenzar la semana escolar.

  • Ser demasiado flexible con el menor

Divorciada y sola con tus hijos. Puedes sentirte tentada a aceptar situaciones que normalmente rechazarías. Abrazar a tu pequeño y prestarle más atención son reacciones bastante normales, pero no olvides tu papel educativo como padre o madre. Incluso si sólo ves cada cierto tiempo, no puedes darle todo.

También te puede interesar:

Una nueva forma de compartir la custodia de los hijos, el “anidamiento”

 

VIBEtv