¿Se apagó la llama? Recupera tu vida sexual en pareja con estos 8 consejos

Tal vez no se ha acabado el amor, podría ser simplemente el paso de los años lo que ha provocado que el aburrimiento y el hábito se apoderen de nuestras relaciones.

131
Pareja vida sexual
Foto: Unsplash

¿Tú y tu pareja ya no disfrutan de momentos íntimos? Intenta reavivar la pasión a través de una mejor comunicación y una mayor atención a los detalles. El estrés, el hábito o la fatiga son factores que pueden pesar en la relación.

eee

La negatividad que muchas veces viene del exterior se desahoga en el hogar donde, con el paso de los meses y años, puede convertirse en un veneno para la relación. Este desgaste también puede comprometer seriamente la esfera sexual de la pareja, provocando una disminución del deseo en uno o ambos lados.

Por esta razón, algunas personas quedan atrapadas en la duda y el sufrimiento por temor a que su pareja ya no las quiera y esto puede empeorar aún más la relación, provocando que caigan en un círculo vicioso.

Para levantar la relación y redescubrir la pasión es necesario comprender si aún te atrae tu pareja y, al mismo tiempo, intentar prestar más atención a los detalles y experimentar cosas nuevas.

No tengas miedo. No se dice que el amor se acabó, podría ser simplemente el paso de los años lo que ha provocado que el aburrimiento y el hábito se apoderen de ustedes. Recuerda que la comunicación es fundamental en estos momentos, sin dejar de lado las recriminaciones.

8 consejos para reavivar la llama con tu pareja

En un contexto general es fundamental trabajar en la comunicación, en la intimidad y en la potenciación de la relación y de las personas involucradas, a corto plazo podemos intentar implementar pequeñas tácticas para despertar la creatividad y la sensualidad.

Hablar de la pérdida del deseo

La comunicación es fundamental en la pareja y hablar de dudas y preocupaciones es importante porque lleva al otro a darse cuenta de lo que está pasando. Tal vez al hablar de ello encuentres que la otra persona sienta lo mismo, haciéndote sentir más cómplice e íntimo.

Coqueteos y juegos

El juego y el coqueteo son la base de la seducción y a menudo hay que revivirlos para reactivar la pasión. Simplemente vuelve a poner en juego algo de su atractivo sexual, entre miradas y seducción, reservando una velada o un momento especial para la pareja.

No esperes a tu pareja

Este consejo en realidad esconde dos consejos: el primero se refiere al hecho de que, en ocasiones, recurrir al autoerotismo puede ser útil tanto para hombres como para mujeres, para reducir el estrés o las preocupaciones.

El segundo consejo tiene que ver con el hecho de que no siempre debes esperar a que el otro tome la iniciativa. A veces puedes ser tú quien inicie con las caricias y besos, creando poco a poco las condiciones adecuadas.

Tómate tu tiempo

Los compromisos diarios, el cansancio, la pereza tienden a invadir constantemente el ámbito íntimo y emocional, tanto es así que muchas veces se deja de lado uno de los actos más importantes que toda relación debe de tener.

En cambio, es importante crear un espacio para la pareja, como una noche a la semana dedicada a la intimidad, el sexo, la comunicación o una cena. Poner fechas y horas no es muy romántico, pero es la mejor forma para no descuidar la relación.

Fomenten la intimidad

El deseo no se da sólo por el acto sexual en sí, sino también por el contexto, por la seducción, por la intimidad y por la complicidad. Por eso, para reavivar el deseo, muchas veces también es importante realizar otras actividades juntos como: abrazar, aumentar el contacto físico, besar, tener más cercanía, pero también para realizar actividades o proyectos juntos para incrementar el grado de implicación de la pareja y la armonía.

Recuerden el inicio de su amor

Al comienzo de una relación, uno suele tender a ser más activo sexualmente y a descubrir muchas cosas sobre el otro desde este punto de vista. Intenta recordar estos momentos, lo que te gustó de esa persona y lo que extrañas. También podrías intentar comunicárselo y quizás recordar momentos que en un principio experimentaron.

Cambia tu enfoque

Obviamente, después de mucho tiempo, incluso la sexualidad puede volverse menos atractiva si los mismos patrones se repiten una y otra vez. Traten de salir de la rutina y tal vez prueben algo nuevo. Esto no significa hacer locuras, sino simplemente abordar las cosas desde otro punto de vista o de otra forma.

Salgan de casa

Cuanto más aumentan los años de relación, la casa empieza a representar el nido, pero también las responsabilidades, la familia, los compromisos. Y eso no es bueno para la sexualidad. Una cita fuera de casa, un viaje, un evento especial que te haga tomar un respiro de ligereza y revivir la sensualidad (tanto personal como de pareja) sin duda puede ayudar a la intimidad y aumentar el deseo sexual.

También te puede interesar:

Grandes mitos sobre la sexualidad en la tercera edad

Cinco mitos sobre el placer y la sexualidad femenina con los que se debe terminar

VIBEtv