10 consejos para fotografiar a tu mascota

Inmortaliza los momentos más espontáneos de tu mascota para que sea parte del baúl de los recuerdos.

115
Fotografiar mascotas
Foto: Unsplash

Hoy en día cada vez más personas tienen una mascota, ya sea un gato, un perro o incluso un hurón, ¿por qué no mezclar la pasión por la fotografía y la pasión por los animales? Por supuesto que es posible y los protagonistas serán nuestros fieles amigos.

eee

Fotografiar a tu mascota puede parecer simple a primera vista, pero aún debes respetar algunos principios para obtener imágenes hermosas y no “molestar” demasiado al animal.

10 consejos para fotografiar a tu mascota

Utiliza la configuración correcta

  • Prioridad de velocidad: Los animales son impredecibles, tendrán dificultades para concentrarse para posar frente a la cámara, por lo que se recomienda usar el modo de prioridad de velocidad.
  • Atención: Lo más probable es que tu pequeño amigo esté en movimiento perpetuo, para tener la mejor oportunidad de obtener una imagen nítida, da importancia a la calidad del enfoque.
  • Modo de ráfaga: Recuerda poner en modo ráfaga para no perderte la mejor imagen. Ten cuidado, aunque en el modo de ráfaga tendemos a disparar demasiado, intenta ordenar las imágenes tanto como sea posible constantemente.
  • Medición de luz (compensación de exposición): Ten cuidado con el disparo, dependiendo de las condiciones y el color del animal, ya que dependiendo esto habrá algunos ajustes a realizar:

Si llenas el encuadre de una imagen con el pelo de gato blanco/negro, la cámara tenderá a sobreexponer o subexponer la imagen porque hay demasiado blanco/negro en la imagen. Para corregir esto, será necesario aplicar una compensación de exposición manual.

Lo mismo ocurre con la medición de la luz. Si tu fondo es claro y tu mascota tiene el pelo oscuro, cambiarás el modo de medición.

Enfócate en los ojos

Este consejo es válido para los retratos en general y muy aplicable a la fotografía de animales. Enfócate siempre en los ojos del modelo. Aunque no lo creas, siempre nos atrae, por naturaleza, los ojos y la mirada.

Prepara la sesión de fotos

Un animal no está hecho para sentarse pacientemente esperando que le tomen fotografías, estará constantemente distraído y atraído por su entorno. Por eso es importante planificar la sesión tanto como sea posible:

  • Las diferentes imágenes que deseas (ideas de composición para usar).
  • Los diferentes lugares donde quieres tomar las fotos.
  • Las diferentes distancias focales que vas a utilizar (50 mm, gran angular, etc.).

Usa accesorios

Para tranquilizar a tu mascota, no dudes en utilizar ciertos complementos que adora. Ya sea una pelota, un peluche o incluso croquetas, úsalas como recompensa por su trabajo y su concentración.

La intención es que tu amigo de cuatro patas se sienta cómodo y en confianza, tal como si estuviera en una situación natural, esto ayudará a obtener las mejores fotografías.

Luz

La luz es un elemento imprescindible en la fotografía, para las mejores imágenes posibles de tu pequeño se recomienda:

  • Uso de luz solar natural.
  • Si es posible, a través de una ventana grande o una luz suave al final del día.
  • Evita los destellos tanto como sea posible, aquellos que pudieran molestar a tu mascota. Además de que alteran los colores naturales de su pelaje.
  • Usa paredes blancas como reflectores.
  • Evita la luz que viene delante o detrás de él. Opta por una luz que venga de los lados.

Mantente alerta

Es imposible predecir las reacciones de un animal, por eso deberás tener paciencia para sacarle una foto a tu mascota. Trata de ponerlo en las mejores condiciones posibles para tomar hermosas fotos, pero debes de ser discreta. No dudes en usar el zoom para poder colocarte lo suficientemente lejos.

Inspírate en otras fotos

Planifica un poco más de tiempo en la sesión en el que trates de encontrar poses interesantes para tu animal. A continuación, se ofrecen algunos consejos para hacer esto:

  • Identificar ideas para poses anticipadamente.
  • Acércate a tu mascota, el punto de vista es un elemento imprescindible en la fotografía de vida salvaje así que no temas de gatear o tumbarte.
  • Usa una segunda persona para sostener a tu mascota durante ciertas poses.
  • No intentes controlarlo demasiado, deja que el animal sea lo más natural posible
  • Evita el trípode, en el límite un monopie puede ser un accesorio útil.

Saca a relucir su personalidad

Conoces a tu gato o perro como nadie más, así que usa lo que sabes para obtener fotos “reales”. Si tu amigo es hiperactivo, puedes fotografiarlo mientras está corriendo o saltando, a la inversa, si es un perezoso gordo o un glotón, hazlo mientras está roncando o comiendo.

Ponlo en acción

Para tener imágenes aún más originales no temas en poner a tu animal en condiciones “deportivas”. Si le gusta perseguir una pelota, un frisbee o saltar para atrapar una bola, aprovéchalo al máximo.

No tengas miedo de ponerte en un parque o un jardín donde tendrás más espacio y un parque infantil perfecto para que él se divierta.

Sé creativa

Finalmente, como un último consejo, la fotografía sigue siendo un pasatiempo artístico, así que sé creativo y diviértete tanto como puedas. Para ello, puedes darle vida a tu sesión de diferentes formas:

  • Cambia el escenario y el fondo: prueba diferentes entornos.
  • Agrega una segunda persona a tu imagen: puede ser un niño o una persona con la que tu gato se lleve bien.
  • Invita a un segundo animal: si el tuyo no es demasiado agresivo obtendrás fotos originales.
  • Vístelo: puedes agregarle bufandas, lentes, sombreros y hasta unos sneakers.

También te puede interesar:

¿Qué hacer con tu mascota en caso de sismo o cualquier otro desastre?

¿Por qué no debes besar a tus mascotas?

 

VIBEtv