10 alimentos que nunca debes darle a tu perro

Desde cáscara de aguacate hasta nueces de macadamia, aquí tienes diez alimentos que debes evitar darle a tu perro para no causarle serios problemas de salud.

81
Alimentos peligrosos para perros
Foto: Pexels

Ahora se sabe que el chocolate puede causar graves problemas de salud a los perros. Sin embargo, hay una serie de alimentos comunes que, seguramente has de tener en la casa que pueden ser igualmente de malos para tu amigo fiel de cuatro patas. Por ello, te recomendamos que consultes a tu veterinario antes de ofrecerle a tu perro cualquier alimento distinto de los que forman parte de su dieta diaria.

Si quieres saber un poco más de los alimentos que no son ideales para tu perrito, sigue leyendo la nota para que descubras aquellas cosas que por nada del mundo le tienes que dar. Recuerda que lo haces porque lo amas y no quieres que algo malo le pase.

eee

10 alimentos que tu perro nunca debe comer

Endulzante artificial

El xilitol es un edulcorante artificial que se encuentra en la goma de mascar, la mantequilla de maní sin azúcar, la pasta de dientes y otros productos, se elaboran a partir de árboles de madera dura.

En el ser humano, su consumo excesivo puede provocar hinchazón, flatulencia y diarrea, pero en el perro es incluso tóxico. Es importante mantener los productos que contienen xilitol fuera del alcance de nuestros perros, ya que podría incluso ingerirlos accidentalmente.

Alcohol

El alcohol es extremadamente tóxico. A nivel orgánico, es responsable de una sobrecarga de la funcionalidad de los riñones que, por lo tanto, podría dañarlos.

Aguacate

Especialmente evitar el hueso, la cáscara y las hojas ya que contienen una sustancia, llamada persina, responsable de la aparición de problemas digestivos como vómitos y diarreas.

Cafeína

En los perros, la cafeína tiene el mismo efecto que en los humanos. Además, dado que son más sensibles que nosotros, los efectos de la cafeína en sus cuerpos pueden ser muy desagradables. De hecho, incluso si el perro toma pequeñas cantidades, la cafeína puede ser la responsable de la aparición de temblores o episodios de hiperactividad.

Chocolate

No es una novedad que el chocolate sea muy tóxico para los perros. Esto se debe a que contiene teobromina, un estimulante que interrumpe los procesos metabólicos. El chocolate negro es particularmente rico en esta sustancia, lo que lo hace aún más peligroso para los perros. Dependiendo de la cantidad ingerida, un perro puede experimentar alteraciones gástricas, problemas cardíacos y convulsiones, por ejemplo.

Alimentos fritos y grasos

Al igual que las personas, los alimentos fritos y grasos tampoco son saludables para los perros. Los alimentos con un alto contenido en grasas, de hecho, provocan trastornos gástricos y, en algunos casos, también pueden favorecer la aparición de enfermedades como la pancreatitis. Además, el consumo habitual de este tipo de alimentos puede provocar obesidad y los problemas asociados a ella.

Ajo y cebolla

Muchas personas cocinan regularmente con cebolla y ajo, pero estos ingredientes son tóxicos para los perros. Independientemente de si están cocidos o crudos, cuando los consume tu perro, estos alimentos pueden dañar sus glóbulos rojos y, por lo tanto, pueden causar anemia.

Uvas y pasas

Aunque son considerados saludables para los humanos, estas frutas son extremadamente tóxicas para los perros. De hecho, su ingestión es responsable de consecuencias incluso graves para la salud de nuestros amigos de cuatro patas porque pueden provocar insuficiencia renal aguda.

Nueces

Puede que parezcan saludables; no obstante, evita alimentar a tu perro con nueces. Su tamaño puede provocar asfixia, mientras que las grasas en las que son ricas pueden provocar malestar estomacal en los perritos.

En particular, se ha demostrado que las nueces de macadamia son extremadamente venenosas para los perros. Aunque rara vez son fatales, pueden causar dificultades para caminar, vómitos, letargo y temblores.

Leche, nata y queso

A medida que los perros envejecen, su capacidad para digerir los productos lácteos disminuye debido a la falta de las enzimas responsables de esta actividad. Esto significa que si ingieren leche, crema o queso, podrían experimentar problemas digestivos como vómitos y diarreas.

Si crees que tu perro pudo haber ingerido algo que podría lastimarlo, consulta a su veterinario de inmediato. También debes mantener estos alimentos tóxicos fuera de su alcance para asegurarte de que estará a salvo comiendo únicamente lo que es mejor para él.

Te recomendamos:

Es un error humanizar a las mascotas, advierte la UNAM

VIBEtv