Los robots de Boston Dynamics ahora hacen parkour

El fabricante estadounidense recientemente adquirido por Toyota mostró un video más en el que sus robots se desempeñan en rutas que requieren una agilidad sorprendente.

53
Boston Dynamics
Foto: @BostonDynamics / Twitter

No importa cuántos videos publique el constructor de robots Boston Dynamics: cada nuevo clip muestra a los dispositivos de la compañía que imitan el comportamiento de humanos y cuadrúpedos con mayor precisión. El último ejemplo no es una excepción: en una breve escena de poco más de un minuto, el grupo exhibió dos unidades de su robot humanoide Atlas en una sesión coordinada de parkour que terminó con dos volteretas hacia atrás.

En el video se puede ver a los dos robots moviéndose con una agilidad aún mayor que la exhibida anteriormente, y tiene algo diferente a los demás: por primera vez los robots se movieron calculando sus movimientos en función del entorno circundante.

Parkour en Boston Dynamics

A través de las imágenes compartidas, se observan como las dos unidades Atlas siguen un camino sencillo que para un ser humano no es particularmente difícil de completar, pero lo hacen con la misma agilidad y tranquilidad que un hombre de carne y hueso.

Al final del camino, ambos robots se cruzan e intercambian posiciones, y luego terminan en una mesa desde la que luego regresan al suelo con dos volteretas cada uno. Dos gestos de victoria insertados por los desarrolladores en la rutina marcan la conclusión del ejercicio, que, según se desprende del blog de la compañía, fue sólo parcialmente planeado.

Robots Atlas ven y se adaptan al entorno

Los desarrolladores escribieron las instrucciones para los ejercicios con gran detalle en la memoria de los dos robots. Por lo tanto, los dispositivos sabían qué hacer y cuándo hacerlo, pero por primera vez no se maniobraban completamente al nivel de cada articulación.

De hecho, los gadgets se quedaron con un cierto nivel de discreción para adaptarse al entorno circundante: utilizaron cámaras de video y sensores para adaptar sus movimientos a las superficies inclinadas y los saltos que se les pedía que hicieran, mientras que en los ejercicios anteriores estaban prácticamente “ciegos e insensibles” al entorno circundante.

La novedad permitirá a los desarrolladores trabajar mucho menos cuando tengan que entrenar dispositivos para los próximos ejercicios y, en general, facilitará la programación de actividades de las unidades Atlas adecuadas para la destreza de los seres humanos, pero demasiado extenuantes o peligrosas para ellos, como por ejemplo: exploración, ambientes hostiles y rescate.

Te recomendamos:

¿Cómo usar la tabla periódica 3D de Google?

La mexicana Carmen Alcázar recibe mención honorífica como Wikimedista del año

VIBEtv