Música y plantas: 3 puntos para tomar en cuenta

Algunas de las dudas más frecuentes entre los amantes de las plantas es saber si ellas son capaces de sentir la música. Aquí la respuesta.

48
Música y plantas
Foto: Unsplash

¿Qué música les gustara a nuestras plantas? Hoy en día no es suficiente tener plantas lindas en nuestro entorno, sino también saber con exactitud sobre los cuidados que éstas necesitan y hasta del tipo de género que les gusta sentir; de hecho, se cree que el ritmo de ciertas melodías podría curarlas y hasta hacerlas crecer más fuertes y saludables, pero ¿qué tan cierto es esto?

Música y plantas

¿Por qué a las plantas les encanta la música?

Según varios estudios, las plantas son sensibles a las ondas sonoras generadas por la música. Si los resultados no son inmediatos, se ha comprobado que éstas se desarrollan más rápido. Esta observación fue realizada por el profesor Stefano Manusco de la Universidad de Florencia, según quien las células vegetales tienen canales iónicos que se asemejan a poros en su superficie.

Las ondas sonoras impactarían así en su apertura y cierre. También se ha demostrado que la música mejora el crecimiento de las plantas. Algo de música, especialmente con tonos altos, pero también el canto de los pájaros, tienen una frecuencia diferente a la resonancia del calcio.

Esto hace que las estomas se abran después de un tiempo. Según las pruebas, un fertilizante aplicado a las hojas de la planta contribuye más a su desarrollo. De hecho, las plantas generalmente absorben el fertilizante ofrecido a las hojas a través de sus estomas.

El Dr. TC Singh, jefe del Departamento de Botánica de la Universidad de Annamalai en India, hizo un descubrimiento asombroso, incluida la tasa de crecimiento de las plantas de bálsamo. Al final de este estudio, se observó una aceleración del 72% en biomasa y del 20% en altura tras la exposición a música clásica tocada en el armonio, el violín o la “Reena”, un instrumento indio.

¿Qué tipo de música les gusta a las plantas?

Las plantas aman la música, pero no toda. Les gusta especialmente la música suave, precisamente en una frecuencia inferior a 1000 Hertz. En cuanto al estilo, la música clásica tiene éxito en el mundo vegetal. Las obras de Mozart tienen, de hecho, la prueba según los testimonios de un viticultor italiano, habiendo podido proceder a su vendimia con dos semanas de antelación. Además, el rock les parece fatal ya que produce una onda sonora capaz de encoger sus hojas a la vez.

Aquí hay una lista de reproducción especial para que prueben las plantas:

Una lista de reproducción romántica

  • John Legend – “Ordinary People”
  • Sade – “Smooth Operator”
  • The XX- “Islands”
  • Marvin Gaye – “Let’s get it on”
  • Chris Isaak – “Wicked Game”

Una lista de reproducción relajante

  • Enya – “Orinoco Flow”
  • Stevie Wonder – “Send one your love”
  • Mozart – “Concierto para piano”
  • Simon & Garfunkel – “El Condor pasa”
  • Brian Eno – “Music for Airports”

Puedes encontrar una playlist dando clic aquí.

Las plantas odian el rock

En 1973, Dorothy Retallack, autora de “El sonido de la música y las plantas”, realizó una prueba en grupos de plantas: una expuesta a la música clásica y la otra a la música rock.

  • El grupo de plantas sometidas a los compositores Brahms, Schubert, Beethoven y Hayden parecían haberse inclinado hacia el altavoz para aferrarse a él. Indicando que sienten más atracción por este tipo de música.
  • El grupo expuesto a la música rock huye del altavoz a lo largo de la pared del cerramiento de cristal. Sin duda un intento de alejarse del sonido. Incluso volteadas, las plantas continúan alejándose del hablante. Sin mencionar que las plantas se desarrollan de manera anormal, con hojas más pequeñas. Eventualmente se marchitan después de dos semanas.

Beethoven mejora el crecimiento de las plantas de arroz

La Sonata Claro de Luna de Beethoven se reprodujo en algunos campos de arroz durante un experimento realizado por Mi-Jeong Jeong del Instituto Nacional de Biotecnología Agrícola en Suwon y sus colegas. Luego de monitorear los genes de las plantas, los investigadores concluyeron que además de la música de Beethoven, la música clásica en general optimiza el crecimiento del cultivo.

Se tocaron 14 canciones clásicas diferentes y todas dieron resultados positivos. El mismo enfoque también puede ser beneficioso para los cogollos en flor, proporcionando así una cosecha mayor o más fruta.

Música y plantas: ¿qué precauciones tomar?

A pesar de su afición por la música, es importante cuidar las plantas a diario. Para empezar, ten cuidado con la sobredosis de música. Un volumen o una frecuencia demasiado altos expondría a las plantas a un cierto nivel de riesgo.

Además, ciertos impactos de la apertura y cierre de las estomas permanecen sin explicación. Sin embargo, el efecto negativo de una frecuencia demasiado alta se aclara mediante la técnica de resonancia de caparazón.

También te puede interesar:

El reguetón provoca mayor actividad cerebral que la música clásica: estudio

Escuchar música y correr puede ayudar con los daños del llamado “cerebro pandémico”

La música de Mozart tiene efectos antiepilépticos en el cerebro

VIBEtv