El pensamiento feminista de Rosario Castellanos expuesto en sus artículos periodísticos

La escritora chiapaneca fue considerada "comunista" por sus artículos donde critica la gestión gubernamental.

87
Rosario Castellanos
Foto: Secretaría de Cultura

Rosario Castellanos es una de las figuras literarias más importantes de México. Considerada una de las mejores narradoras por Oficio de tinieblas y con una vasta obra poética que no deja de ser estudiada, la escritora chiapaneca se convirtió también en un referente para el feminismo mexicano a partir de sus reflexiones sobre la maternidad, el matrimonio y el papel de la mujer en la sociedad moderna.

Castellanos Figueroa nació el 25 de mayo de 1925 en Comitán, Chiapas, estado que marcaría profundamente su obra y su lucha en favor de las poblaciones indígenas. Fue autora de obras clave en la literatura mexicana como Balún Canán y Ciudad real, y llegó a convertirse en embajadora de México en Israel, país donde moriría el 7 de agosto de 1974 al electrocutarse en el baño de su casa en Tel Aviv.

En 1950, tres años antes de aprobarse el voto femenino en México, Rosario Castellanos conseguía su maestría con un trabajo titulado Sobre cultura cultura femenina, y en el cual ya da vistazos de sus inquietudes respecto a lo femenino y el papel de la mujer en la cultura y la sociedad, libre del rol impuesto de ser madres.

“Si planeo un trabajo que para mí es el colmo de la ambición y lo someto a juicio de un hombre, éste lo califica como una actividad sin importancia. Desde su punto de vista yo (y conmigo todas las mujeres) soy inferior”, escribió la autora de Mujer que sabe latín.

Pensadora y periodista

Si bien lo más recordado de la autora es su obra literaria y poética -también fuertemente influenciada por ideas feminstas, sería a través de sus artículos publicados en Excélsior -tras aceptar la invitación de Julio Scherer- donde Rosario Castellanos analizó como intelectual la maternidad y cómo ésta era el único destino bien visto para las mujeres de la época.

Sus diatribas sobre la maternidad también son visibles en su poesía, pero en artículos como Y las madres, ¿qué opinan? Control de natalidad, publicado en Excélsior el 6 de noviembre de 1965, queda manifiesta la posición de la poeta respecto a cómo percibía la sociedad del momento a las mujeres.

En la pieza periodística, la escritora critica el debate sobre control poblacional que se discute entre estadistas, psicólogos y políticos respecto a cómo debería ser la estrategia de control poblacional para evitar el agotamiento de los recursos del planeta. Sin embargo, “entre tantos factores que intervienen para hacer de este problema uno de los más complejos y arduos con los que se enfrenta el hombre moderno, se olvida uno que acaso no deja de tener importancia y que es el siguiente: ¿quién tiene los hijos?”.

“Porque tanto si se mantienen los tabúes que hasta ahora han tenido vigencia como si se destruyen; tanto si la natalidad continúa asumiéndose como una de las fatalidades con que la naturaleza nos agobia como si se extendiese hasta allí el campo de dominio del hombre, vale la pena plantearse, como si nunca se hubiera hecho (y a propósito, ¿se hizo alguna vez?… ¿cuándo?, ¿con qué resultados?), un cuestionario acerca de lo que la maternidad significa no como proceso biológico sino como experiencia humana”, escribió Castellanos.

En otro artículo titulado Feminismo a la mexicana, publicado el 7 de diciembre de 1963, Rosario Castellanos también expone sus inquietudes sobre el matrimonio y cómo se implantó la idea de que éste el destino de las mujeres desde su nacimiento. En el artículo detalla cómo se preveía el plan de vida de una niña al nacer, y cómo, el matrimonio se planteaba como su único destino, haciendo de la soltería un sinónimo de fracaso existencial para las mujeres.

“Entonces, se preguntará cualquiera, ¿por qué tanta devoción a San Antonio? ¿Por qué ese terror a la soltería? Porque en países como los nuestros, donde la mujer no ha alcanzado todavía la categoría de un ente autónomo sino que recibe su personalidad de otro, que es el hombre y se sitúa dentro de la sociedad en un puesto en que recibe, por lo menos, la aprobación de los demás, que es el de esposa, ser soltera significa haber fracasado en lo esencial, no sólo desde el punto de vista externo (la soltería es un estado civil cuya sola anunciación está cargada ya de desprecio, de conmiseración y de burla), sino desde lo más entrañable”, argumentó.

Para investigadoras como Claudia Domínguez, autora de la tesis doctoral Rosario Castellanos, intelectual mexicana, la chiapaneca se valió de la filosofía y el periodismo para escribir sobre sus inquietudes de género, e incluso considera que esta lucidez fue la que le ayudó a superar su dura separación del filósofo Ricardo Guerra.

“Me gusta mucho esa otra Rosario que se remonta a los temas del hogar, que los intelectuales de la época creían que no eran los propios para discutirse en la academia. Hay quienes la quisieron ver como una escritora casera, pero sin duda esos ensayos son muy ricos y creo que nos hacen mucha falta en la sociedad de hoy, ya que estamos en un ambiente lleno de violencia, de feminicidios, donde hay represión”, aseguró Domínguez en entrevista para Excélsior, en 2019.

Te recomendamos:

5 frases feministas de Rosario Castellanos

La cerveza es una bebida creada e impulsada por mujeres

VIBEtv