¿Por qué es peligroso que compartas fotos de tus hijos en redes sociales?

Debes comenzar a analizar si realmente vale la pena exponer a tus pequeños.

59
Redes sociales
Foto: Unsplash

Desde que apareció Facebook, millones de mamás se desviven por postear tantas imágenes de sus pequeños como les sea posible. Si tú eres una de ellas, es momento de que conozcas por qué es peligroso que compartas fotografías de tus hijos en redes sociales.

Si bien, muchas mamás y papás publican fotos de sus hijos en redes sociales para dejarle claro al mundo lo orgullosos que se sienten de estos, los riesgos que la practica conllevan son varios, desde el robo de identidad hasta exponer a los pequeños a pedófilos.

De acuerdo con un informe de Security.org, 14% de los padres han informado que a sus hijos les han robado la identidad. Este lamentable hecho es sencillo para los delincuentes si los papás publican en redes sociales los nombres completos y las fechas de nacimiento de sus “retoños”.

Por su parte, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), la principal agencia de investigación criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos, reveló que los niños están siendo víctima de lo que llaman secuestros digitales.

Un secuestro digital ocurre cuando alguien roba la foto de un niño y comienza a publicarla en sus redes sociales, tanto por fines personales (como aparentar que tiene un hijo para obtener más “Likes”) como comerciales (por ejemplo, impulsar una página de Facebook de una tienda infantil).

Lo más grave ocurre cuando pedófilos, pederastas y criminales se roban las fotos de los niños de las redes sociales para integrarlas a su catálogo personal o venderlas en redes internacionales de trata y tráfico infantil.

Ante todos estos peligros, la recomendación de los expertos es que evites compartir fotografías y datos de tus hijos en redes sociales, y que cuando lo hagas tomes en cuenta las siguientes recomendaciones de seguridad:

Limita a tus amigos y familiares. Las fotografías de tus hijos solo deben estar disponibles para las personas en quien realmente confías a ciegas. Evita que las publicaciones sean “Público” y puedan verlas desconocidos.

Selecciona lo que publicas. Aunque esa foto de tu pequeño durmiendo en su cama pueda parecerte tierna, sin duda será material para depredadores o causarle vergüenza a tu hijo cuando crezca, así que no la publiques, ni nada similar, en redes sociales.

Ten cuidado con la información. Nunca publiques en redes sociales fotografías de tus hijos que contengan información como: su fecha de nacimiento, la escuela a la que asiste, el domicilio donde vive o las cosas que le atraen. Los criminales la usarán en su contra.

Por más lindo que consideres compartir fotografías de tus hermosos hijos en redes sociales, es momento de que reflexiones sobre lo peligroso que es para ellos.

También te puede interesar:

¿Cómo brindar apoyo a nuestros hijos si sufren de bullying?

VIBEtv