Hábitos que reducen la vida de tu celular y no lo sabías

¿Crees que cuidas tu smartphone? Checa el siguiente artículo para averiguarlo.

4809
Cargador de celular
Foto: Pexels

Hoy en día, parece que los teléfonos inteligentes se vuelven obsoletos en sólo unos meses. De hecho, apenas nuestro celular está a punto de realizar una actualización, está a punto de comercializarse una nueva versión. ¿Obsolescencia planificada por las principales marcas de teléfonos móviles? No siempre, mucho de estos fallos se deben a malos hábitos que hemos adoptado y terminan perjudicando a nuestros smartphones.

Hábitos que reducen la vida de nuestro celular

  • Comprar cables baratos y mantenerlos mal

Comencemos con la forma más rápida de destruir un teléfono: cables de carga baratos. No estamos hablando de fabricantes confiables, sino de los cables USB sin nombre que encontramos a precios muy accesibles en tiendas de autoservicio o incluso, en páginas de Internet. Muchos de estos cables pueden dañar permanentemente el dispositivo o, lo que es peor, ponerlo en riesgo de incendio o descarga eléctrica.

Una vez que tengas cables de calidad, debes tratarlos con cuidado. Si te excedes, corres el riesgo de deshilachar los cables del interior, lo que en sí mismo es un peligro de incendio. Así que deja de envolver los cables con tanta fuerza y ​​evita arrancarlos de la pared tirando del cable; extráelos del enchufe.

  • Acabarse la pila demasiado rápido

La batería de nuestro teléfono se degrada con el tiempo. Esto significa que en unos meses su vida útil máxima no será tan alta como cuando lo compramos. En el caso del iPhone, un dispositivo que puede incluso ralentizarse a medida que la batería se degrada. Estas cosas son inevitables, pero los malos hábitos pueden acelerar esta degradación y acabar con la batería antes.

Para evitar esto, debes cargar tu celular antes de que alcance el 0%. Sólo intenta mantener la batería por encima del 30%, dejándola agotar de vez en cuando para calibrar los sensores, y mantener la batería saludable durante el mayor tiempo posible.

  • Ponerlo en contacto con el agua a menudo

No existe un dispositivo verdaderamente “resistente al agua”, a pesar de lo que algunos lemas publicitarios intentan hacernos creer. Por supuesto, algunos dispositivos pueden ser más resistentes al agua que otros, pero siempre existe la posibilidad de que ésta se filtre dentro, y cuanto más exponga tu dispositivo al agua, más degradará su resistencia. Entonces, incluso si el dispositivo tiene una clasificación IP67 o IP68 (que indica altos niveles de resistencia al agua), úsalo lo menos posible en el agua.

Esto incluye a las personas que suelen tomar sus duchas con el celular en el baño, algunos hemos llegado hacerlo para ambientar este momento de nuestro día con buena música, pero a la larga los resultados serán irreversibles debido a la humedad absorbida.

¿Cuál de estos sueles hacer?

También te puede interesar:

Estas son las prácticas más usadas por los ciberdelincuentes para hacer fraude, alerta el Inai

Proponen crear emoji de hombre embarazado

VIBEtv