¿Quién fue Ángela Peralta y por qué Google le dedicó su Doodle?

Peralta fue una de las sopranos más exitosas de la opera en México.

55
¿Quién fue Ángela Peralta y por qué Google le dedicó su Doodle?
Foto: Twitter/@cultura_mx/Fototeca Nacional

Google dedicó este día su doodle en honor al aniversario número 176 del nacimiento de Ángela Peralta, cantante de ópera mexicana que conquistó con su voz escenarios alrededor del mundo, ganándose el título de “el Ruiseñor Mexicano”.

El doodle en el que se muestra una animación de la aclamada soprano y también compositora aparece en la página principal del buscador en México, Chile, Estados Unidos y Argentina, acorde con datos de EFE.

María de los Ángeles Manuela Tranquilina Cirila Efrena Peralta Castera, es el nombre completo de la cantante, quien nació en la Ciudad de México el 16 de junio de 1845 en una familia de origen humilde.

Ángela tenía una voz tan prodigiosa que a los seis años fue descubierta e inició con su formación musical; a los ocho, luego de que cantó a cavatina del Belisario de Gaetano Donizetti logró ganar admiración entre quienes la escucharon y una beca para estudiar en el Conservatorio Nacional de Música.

Fue alumna de Agustín Balderas, y a los 15 años debutó en el papel de Leonara en Il trovatore de Giuseppe Verdi, en el Gran Teatro Nacional, lo que derivó en que su padre, confiando en el talento de su hija, la acompañara a Europa para perfeccionar su técnica.

En Milán, acudieron para la formación de Ángela con Francesco Lamperti; pronto comenzaron a ver resultados, por lo que en 1862 salió a escena en La Scala de Milán con Lucia di Lammermoor de Donizetti.

El éxito fue rotundo, por lo que desde ese punto la carrera de Ángela Peralta continúo en asenso con apariciones en los teatros de Turín, Génova, Nápoles, Roma, Florencia, Bolonia, Lisboa, París, Barcelona, Madrid, El Cairo, Alejandría y San Petersburgo.

Esta gira llegó posteriormente a América, en donde se presento en La Habana y Nueva York. En 1865 volvió a México para cantar en el Teatro Imperial Mexicano ante el emperador Maximiliano.

En su país de origen, la soprano llevó a cabo conciertos en distintos estados, sin embargo, cuando Maximiliano fue fusilado, en 1867, decidió regresar a Europa en donde sus presentaciones siguieron.

Su carrera se vio truncado por algún tiempo debido a factores externos a su voz, como problemas con sus relaciones personales y familiares, no obstante, logró salir adelante y fundó una compañía con la que inició una nueva gira en México con la que logró el éxito durante un par de años.

Como parte de esa gira, Ángela Peralta llegó a Mazatlán, puerto en el que se había propagada una epidemia de fiebre amarilla, enfermedad que atacó a la cantante que debutaría en ese sitio con la opera de Aída, pero esto fue cancelado ya que comenzó a sentirse mal.

El 30 de agosto de 1833 Ángela Peralta falleció, sus restos fueron depositados posteriormente en la Rotonda de las Personas Ilustres, ubicada en la Ciudad de México.

Con información de Imer y Proopera.org 

También te recomendamos:

Google se une a elecciones en México con doodle 

Anne McLaren, la madre de la fecundación in vitro y a quien Google le dedicó un Doodle 

VIBEtv