Alebrijes: una tradición mexicana que nos representa en el mundo

Pedro Linares fue el creador de estos seres místicos que lo acompañaron durante su enfermedad.

168
Alebrije
Foto: Pixabay

Fáciles de identificar por sus atractivos colores y formas de animales; los alebrijes son artesanías que se han logrado ganar el cariño de las personas y también, siendo seres representativos de México y toda nuestra cultura. Pedro Linares López fue quien los creó y realmente son originarias de la Ciudad de México, para ser más exactos, de La Merced, muy cerca del Centro Histórico.

La presencia de estas figuras es relativamente corta, ya que su creación se dio a mediados del siglo XX, pero el impacto ha sido enorme y no sólo en nuestro país, sino en algunos museos de todo el mundo, donde algunas personas creen que la llegada de los alebrijes se dio desde hace muchos siglos atrás.

eee

¿Qué son los alebrijes?

Estos místicos animales de colores vibrantes son una artesanía mexicana que, originalmente se hacen siguiendo la técnica de la cartonería. La figura combina diversos elementos fisionómicos de animales que pueden ser reales o imaginarios, una de sus principales características es su atractivo colorido que envuelve a todo aquel que lo vea.

¿Quién fue Pedro Linares, el creador de los alebrijes?

Linares nació en la Ciudad de México en 1906, siguió la profesión de su padre y abuelo por lo que se convirtió en un cartonero profesional y tenía su taller en el barrio de La Merced. Sus creaciones estaban hechas con papel mache (que significa papel masticado) entre los que destacaban piñatas, esqueletos, máscaras y figuras para la quema de Judas.

Cuando tenía 30 años, Pedro enfermó y su estado de salud era muy grave, esto hizo que cayera en un sueño profundo. Se cuenta que, durante el tiempo que el se mantuvo “dormido”, soñó con extrañas criaturas coloridas que se encontraban en un bosque.

Su mente lo llevó a ese lugar en donde se encontró con especímenes como un burro con alas, un león con una cabeza de perro y también, un gallo con cuernos de toros. Linares asegura que durante su sueño, todas estas criaturas gritaban una sola cosa: “alebrijes”.

Poco a poco Pedro comenzó a curarse y aprovechó su oficio para hacer replicas de aquellos animales fantásticos con los que soñó. Fue así como su fama comenzó a extenderse por todo el país. De hecho, otros artesanos comenzaron a imitar el trabajo de Linares López.

Judith Bronowski, una cineasta británica, decidió realizar un documental en 1975 sobre el trabajo del mexicano, fue así como las figuras empezaron a ser reconocidas dentro y fuera de México.

Se dice que el artesano también llegó a hacer alebrijes para Frida Kahlo y Diego Rivera, mismos que se pueden ver en el Museo Anahuacalli en la CDMX.

Para 1990, Pedro Linares recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes como un festejo a su trabajo artístico, dos años después falleció a la edad de 86 años, pero su creación lo mantiene vivo, especialmente porque su familia ha continuado con la creación de los alebrijes hasta el día de hoy.

También te puede interesar:

Estas son las películas que integran Daimon II Muestra Internacional de Cine en Streaming

Encuentran en Grecia cuadros de Picasso y Mondrian robados en 2012

VIBEtv