¿El primer amor nunca se olvida o es un mito más del amor romántico?

Hay ciertas razones por las que el primer amor es inolvidable, pero no es insuperable.

94
Corazones de dulce
Foto: Pexels

La frase “el primer amor nunca se olvida” es muy popular y hay una razón para ello: todo parece indicar que la sentencia es 100% cierta. Pero, ¿qué es lo que ocasiona que no podamos sacar de la mente y el corazón a esa persona que fue nuestra “media naranja”?

Enamorarse de alguien por primera vez es una experiencia que cambia la vida y, de acuerdo con la psicóloga clínica licenciada Holly Schiff, te abre un mundo de emoción y posibilidades a la vez que provoca sentimientos de miedo.

“Esta experiencia no se parece a nada que hayas sentido antes, lo que convierte a la persona asociada con este descubrimiento en un elemento permanente en tu memoria. Sin mencionar los enlaces químicos que experimentas cuando estás enamorado, como la oxitocina”, le explicó le dice Schiff al sitio Bustle.

Siguiendo en la misma línea, el primer amor también llega con “primeras veces” emocionantes, como el primer beso, la primera vez que se tienen relaciones sexuales o el primer noviazgo, que a su vez brinda importantes lecciones de amor que son para toda la vida.

“Llevará estos recuerdos con usted a lo largo de su vida, especialmente porque esta persona fue responsable de parte de su crecimiento personal. Los primeros amores generalmente también representan tu juventud o una época más joven y más simple, una que la mayoría de la gente mira con cariño y añora”, añade Schiff.

Habrá más amores

Ahora bien, que el primer amor sea inolvidable no significa que una persona esté impedida para enamorarse nuevamente y seguir adelante con su vida, eso es un mito. El ser humano está hecho para superar, así con ayuda de un especialista, situaciones, gente y problemas.

Robin Buckley, entrenador de comportamiento cognitivo para parejas, afirma que el amor es adictivo, así que las personas lo buscaremos prácticamente siempre, con la finalidad de sentirnos felices.

“Algunos de los mismos neurotransmisores que se activan en otras adicciones también se activan cuando estamos enamorados, como las endorfinas, la dopamina y la serotonina. Nuestros cerebros aprenden a anhelar la liberación y creación de estos neurotransmisores”, comenta Buckley.

Sí, el primer amor puede, entonces, ser inolvidable, pero definitivamente no será el único en la vida de ninguna persona (sin importar lo que muestren algunas películas románticas).

También te puede interesar:

Así es como tu ADN puede influir en tus relaciones y vida amorosa

Estados donde ya se aprobó el matrimonio igualitario

VIBEtv