El antes y el después de Henry Cavill

El actor sufrió bullying durante su infancia y adolescencia por su sobrepeso.

247
Henry Cavill
Foto: @henrycavill / Instagram

Hoy, Henry Cavill es uno de los actores más cotizados de Hollywood y uno de los hombres más guapos del mundo. Sin embargo, claro que hay un antes y después tanto en su vida como en su aspecto físico, y aquí te lo vamos a platicar.

A diferencia de muchos actores y actrices, Henry Cavill no fue una estrella desde su infancia. Él nació y creció en Saint Helier, en la isla de Jersey, dependencia de la corona británica, y sus padres lo enviaron junto con sus cuatro hermanos a un prestigioso internado, Stowe School.

eee

Mientras Cavill sufría la nostalgia por sus padres, a quienes solo veía cada tres semanas, también tenía que soportar el bullying que sus compañeros ejercían sobre él por tener sobrepeso (sí, es complicado de imaginar al actor sin su six pack).

Henry pasó gran parte de su juventud siendo “un regordete”, como él mismo lo ha expresado en diversas ocasiones, así que soportó las burlas por su aspecto físico durante varios años, sus compañeros lo llamaban “Fat Cavill”.

Fue en 2002, tras ser elegido para participar en la película El Conde de Montecristo, cuando el actor decidió bajar de peso y ponerse en forma. Sí, el cambió mucho su aspecto físico (perdió casi 10 kilos), pero no llegó a tener el porte ni la musculatura que posee ahora.

Continuando con su exitosa carrera, Cavill apareció en series como The Tudors y películas como Stardust y Blood Creek. Pero, jamás olvidará que durante su audición para convertirse en James Bond, en Casino Royale, Martin Campbell lo rechazó por estar “un poco gordito”.

“No sabía cómo entrenar o hacer dieta. Y me alegro de que Martin haya dicho algo, porque respondo bien a la verdad. Me ayuda a mejorar”, comentó el actor sobre el momento a Men’s Health.

Finalmente, en 2011, Henry consiguió el papel de sus sueños, ya que interpretaría a Superman en Men of Steel, por lo que comenzó una vigorosa rutina de entrenamiento con el entrenador personal Michael Blevins, lo que le permitió convertirse en el hombre musculoso que conocemos.

Cavill estaba obligado a hacer una doble sesión de entrenamiento al día en el gimnasio y a ingerir una dieta de 5,000 a 6,000 calorías, además de dormir 10 horas en las noches. Él nunca se dio por vencido y logró convertirse realmente en el Hombre de Acero.

Ahora, Henry Cavill lleva una vida muy saludable y se mantiene haciendo ejercicio vigoroso, no solo por él, sino también por los papeles que ahora desarrolla, como Geralt of Rivia en la serie The Witcher.

También te puede interesar:

¿Chris Hemsworth o Henry Cavill? Este actor es el favorito para ser He-Man

Netflix prepara secuela de “Enola Holmes” con Millie Bobby Brown y Henry Cavill

VIBEtv