3 poemas para recordar a Rosario Castellanos a 96 años de su nacimiento

Ha sido considerada como una de las escritoras, periodista y diplomáticas más importantes de México.

49
Rosario Castellanos
Foto: @cultura_mx / Twitter

El 25 de mayo de 1925 nació Rosario Castellanos Figueroa en la Comitán de Domínguez, en Chiapas. Es una de las escritoras mexicanas más importantes y reconocidas tanto nacional como internacionalmente. Sus obras literarios, las cuales abarcaron el cuento, la novela y la poesía fueron de importancia, sobre todo por su posición feminista y la exposición que les dio a los pueblos indígenas de nuestro país.

Algunas de sus obras más importantes fueron “Balún Canán”, “Oficio de tinieblas”, “Álbum de familia o Poesía no eres tú”, las cuales se consideran como de las más importantes dentro de la literatura mexicana ya que fue la primera en abordar dos temas polémicos en aquella época que era la mujer y los indígenas.

Pese a que muchos años tuvo que vivir con etiquetas en cuanto a sus obras, a las que calificaban como indigenismo y feminista; sin embargo, su trabajo hablaba de ambos temas sin apegarse a ideas específicas, ni idealizando a los personajes.

Aunque en sus años de vida no tuvo la fortuna de ser reconocida como ahora lo es, Rosario dejó grandes cantidades de colaboraciones en periódicos y revistas; y tras su muerte el interés por cada uno de sus trabajos ha ido incrementando.

El 7 de agosto de 1974, a la edad de 49 años, Rosario Castellanos falleció en Tel Aviv, en Israel mientras desempeñaba su puesto como Embajadora de México. Sus restos fueron traídos y ahora descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres.

3 poemas de Rosario Castellanos

  • Los adioses

Quisimos aprender la despedida
y rompimos la alianza
que juntaba al amigo con la amiga.
Y alzamos la distancia
entre las amistades divididas.

Para aprender a irnos, caminamos.
Fuimos dejando atrás las colinas, los valles,
los verdeantes prados.
miramos su hermosura
pero no nos quedamos.

  • Nostalgia

Ahora estoy de regreso.
Llevé lo que la ola, para romperse, lleva
—sal, espuma y estruendo—,
y toqué con mis manos una criatura viva;
el silencio.

Heme aquí suspirando
como el que ama y se acuerda y está lejos.

  • Desamor

Me vio cómo se mira al través de un cristal
o del aire
o de nada.

Y entonces supe: yo no estaba allí
ni en ninguna otra parte
ni había estado nunca ni estaría.

Y fui como el que muere en la epidemia,
sin identificar, y es arrojado
a la fosa común.

También te puede interesar:

“Las sobrevivientes”, el documental sobre la impunidad en casos de víctimas de tentativa de feminicidio

¿Qué es Día del Orgullo Friki y por qué se festeja el 25 de mayo?

¿Por qué se conmemora el Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme?

VIBEtv