Mary Richardson, la feminista que atacó un Velázquez como protesta

La integrante del movimiento feminista en la lucha por el derecho al voto de las mujeres, atacó la obra que se encontraba en un museo en Londres.

70
Obra atacada por Mary Richardson
Foto: @WaywardBlues / Twitter

El 10 de marzo de 1914, Mary Richardson, originaria de Canadá pero sufragista activa en el movimiento de Reino Unido, entró a la National Gallery, en Londres, entre las demás personas que se daban cita para ver las obras que se exponían en el recinto.

Richardson, caminó desde el vestíbulo a la sala Crivelli, se acercó a la obra de Diego Velázquez, “Venus del espejo”, sacó una pequeña hacha de carnicero y dio el primer golpe a la pintura, haciendo que el vidrio cayera en pedazos.

El ruido alertó a los guardias de seguridad, quienes se dirigieron rápidamente al lugar en el que se había escuchado el estruendo, sin embargo, antes de que llegaran Mary Richardson pudo dejar siete cuchilladas en la pintura en la que se exponían las curvas de la diosa Venus, quien veía su rostro en un espejo sostenido por Cupido.

La joven sufragista fue detenida, salió del lugar sin poner resistencia, pero altiva ante lo que había hecho, y fue condenada a seis meses de prisión, que era el máximo permitido para ese tipo de faltas.

Richardson pertenecía a la Women’s Social and Political Union (WSPU), liderada por Emmeline Pankhurst, cuyo lema era “Deja de hablar, actúa”, grupo que, ante la falta de resultados en el objetivo de alcanzar el derecho al voto de las mujeres, comenzó a radicalizarse.

Ella se encontraba en el lugar cuando Emily Wilding Davidson, se arrojó, como parte de las exigencias y protestas del movimiento, frente al caballo del rey en el Derby de Epsom, en 1913, lo que le ocasionó múltiples heridas que derivaron en su muerte.

Mary Richardson no eligió la obra al azar, sino que lo hizo como una protesta por el encarcelamiento de su líder, quien había sido condenada a tres años de prisión y, además, obligada a comer, pues se encontraba en huelga de hambre.

“He intentado destrozar la pintura de la mujer más bella del pasado mitológico como protesta contra los actos de gobierno que están destrozando a la persona más bella de la historia moderna, Mrs Pankhurst”, declaró al ser detenida.

Posteriormente, en 1952, agregó sobre la obra que no le gustaba “cómo los hombres la miraban todo el día en la galería”, haciendo énfasis en la sexualización de la imagen del cuerpo desnudo femenino que aparece en el pintura.

Con información de El Español y Pikara Magazine

También te puede interesar:

Reinas en disputa, una expo sobre identidades trans en la Galería José María Velasco

Autoras que difunden el empoderamiento femenino

VIBEtv