Mujeres emprendedoras: puntos a considerar antes de iniciar un negocio

En esta nota encontrarás algunos consejos antes de dar el paso por mujeres que decidieron perseguir sus sueños.

75
Mujeres emprendedoras
Foto: Pexels

La mayoría de los puestos directivos están ocupados por hombres y las mujeres luchan por encontrar puestos de responsabilidad y sufren una brecha salarial. Esta observación, combinada con la crisis y el desarrollo de la tecnología digital, empuja a las mujeres a emprender. Idealizar la vida de las mujeres emprendedoras es fácil: ¿Más paz? ¿Autonomía? Quizás no, pero en cualquier caso más flexibilidad y libertad. Antes de comenzar, debes pensarlo. Ser mujer emprendedora no se improvisa.

Sí puedes

Elimina esas barreras inconscientes que te limitan. Las mujeres tienen menos ambición que los hombres para establecer sus negocios. El motivo principal es el miedo a fracasar (21% de las mujeres frente al 15% de los hombres). Es importante que las mentalidades cambien y que las mujeres ganen confianza en sí mismas.

Coloca tu proyecto

¿Cuál es la originalidad de tu concepto? ¿Cómo posicionarlo frente a la competencia? Debes tener un discurso convincente para socios y clientes potenciales, destacando los beneficios de tu producto o servicio para marcar la diferencia.

Escribe tu modelo de negocio y encuentra tu financiación

Las preguntas que te debes de hacer para este punto son: ¿Cuál es tu mercado? ¿Quiénes es tu competencia? Y ¿Cuál es su precio de venta?

Después de haber encontrado la idea, es importante trabajar en el posicionamiento. También debes convencer a inversores y business angels (personas que aportan dinero) para que sigan en tu proyecto. Ya sea a través de una plataforma o administrando tu red, las personas que creerán en ti e invertirán en tu negocio serán tus primeros asociados. Seguirán siendo fieles seguidores a lo largo de esta aventura empresarial.

Elige una aseguradora

Cualquier lanzamiento de actividad conlleva riesgos. Es importante identificarlos y estar cubierta en caso de disputas con tus clientes o proveedores de servicios. Por lo tanto, te recomendamos que tomes un seguro de responsabilidad profesional.

Obtén el apoyo de quienes te rodean

Además de tus empleados o las personas que te ayuden en el inicio de este camino, anima a tus primeros clientes, contratistas e inversores a participar en las actividades comerciales. Al participar en la toma de decisiones, se sentirán escuchados y querrán estar más integrados en el desarrollo del proyecto. Asimismo, tendrás que dividir las tareas entre tus trabajadores y tu familia, porque llevar un negocio lleva tiempo.

Organízate y pon reglas en el trabajo

Separa tu negocio de la familia, especialmente si tu oficina está en medio de la sala de estar. Iniciar un negocio puede llevar mucho tiempo y puede interferir con tu vida personal. Date descansos, desconéctate de tus correos electrónicos al final del día para disfrutar de tus seres queridos y recargar pilas.

Mejora tu productividad

No es necesario tener un gran presupuesto de marketing y relaciones públicas para ganar visibilidad. Al crear una cuenta comercial en redes sociales como LinkedIn, Twitter o Instagram, puedes compartir contenido sobre tu negocio y construir una comunidad alrededor de la marca. Además, puedes ser visible en los medios enviándoles artículos de opinión o escribiendo en un blog.

Sé agradecida

No te olvides de aquellas personas que te ayudaron desde el inicio de tu proyecto, tal como lo dice Sharon Armstrong, quien desde el 2000 ha tenido su propio negocio y el mejor consejo de éxito que puede compartir, es el de dar gracias de forma personal a los que creyeron en ti.

Con todas estas herramientas ya puedes comenzar a planificar tu negocio para llevarlo al éxito total. ¡Que nada te detenga!

También te puede interesar:

En México, sólo el 30% de las funcionarias ocupan puestos directivos: IMCO

Estados Unidos tramita ley para prohibir TikTok en los teléfonos

VIBEtv