Las plantas más fáciles de cuidar en tu casa durante todo el año

Si estás iniciando tu etapa de “la señora de las plantas” y aún temes que algunas plantas se mueran, te decimos cuáles son las más fáciles de cuidar.

108
Plantas fáciles de cuidar
Foto: Pexels

Amamos las plantas y los cuidados que éstas necesitan, pero muchas veces hemos tenido miedo de que durante el proceso en el que están creciendo, demos un paso en falso y provoquemos la muerte de una o varias. Dado eso, hemos buscado cuáles son aquellas más fáciles de cuidar durante todo el año para que no batalles y te duren por mucho, mucho tiempo.

Weigela

Flores de campana rosa sostenidas con un magnífico follaje y una forma naturalmente redondeada. La floración tiene lugar entre los meses de mayo y junio, pero el follaje permanece hermoso durante todo el verano.

  • Consejo: si un día se vuelve demasiada voluminoso (en 15 años), Córtalo corto, pegado al suelo, para renovarlo por completo.

Osmanthus × burkwoodii

De lejos parece un pequeño arbusto de un verde muy oscuro, pero cuando florece en abril y mayo, evoca más bien el jazmín, tanto por la forma y el color de sus flores como por la intensidad de su fragancia.

  • Consejo: Se puede rodear o proteger con arbustos, estos ayudarán a crear una pantalla protectora y atractiva visualmente.

Hydrangea Hydrangea serrata “Tiara”

A diferencia de las grandes hortensias, ésta forma una bola de 1 metro en todas direcciones, cubierta de flores planas, azul en tierra neutra o ácida, rosa en tierra más alcalina. Les encanta la sombra, no se congelan, pero sufre de sequía en verano.

  • Consejo: Puedes quitarle algunas ramas en cada primavera, pero no te preocupes que esto no afecta en la floración.

Acónito

Parece un delfinio o un montón de jacarandas con sus hermosas espigas erectas de flores azul violáceo que suelen florecer en mayo y junio, un punto extra es que no tiene desventajas: por lo que no es insensible a las babosas, no necesita estacas, ni estiércol, ni división para florecer bien.

  • Consejo: Plántalo al sol o sombra parcial, en suelo fresco. Después de la floración, su follaje se vuelve amarillo y desaparece hasta la temporada siguiente.

Salvia de lluvia morada

Es la salvia más resistente y florífera. Sus espigas permanecen atractivas durante mucho tiempo gracias a las coloridas brácteas que rodean las flores, pero también se renuevan desde junio hasta las heladas.

  • Consejo: A diferencia de otras salvias, la floración se prolonga mejor en un suelo fresco y uniforme. También le gusta la sombra parcial.

Baptisia

Es de color azul, pero también se caracteriza porque es “duradero”, ya que los altramuces sólo viven dos o tres temporadas y luego desaparecen. Las baptisias tardan de 2 a 3 años en asentarse, pero pueden durar varias décadas sin pedir nada.

Aster

No padece de enfermedades, tampoco será insensible al viento, florece en masa durante varios años sin necesidad de regenerarse. El azul eléctrico de sus pequeñas margaritas destaca bien con los tonos otoñales.

  • Consejo: Intercalarlo entre pastos para formar grupos que sean fáciles de mantener, cortándolo en otoño o primavera.

Lirio de trompeta

Éste es uno de los lirios más fragantes. Se puede plantar en primavera (lo antes posible), pero también en otoño, entre 15 y 20 cm de profundidad, en un suelo enriquecido con tierra ligera para macetas.

  • Consejo: Puedes mezclarla con los arbustos ligeros como: weigela, jeringa y rosal grande).

También te puede interesar:

¿Qué plantas son mejores para el interior de tu hogar?

Tips para sacar fotos a tus productos para vender en instagram

5 días de autocuidado para sentirse mejor

4 alimentos que traerán beneficios a tu salud mental

VIBEtv