Periodistas mujeres y su lucha para defender la libertad de prensa

El mundo del periodismo parece ser una trampa agresiva, principalmente para las mujeres que son parte de este campo.

154
Periódicos
Foto: Pexels

Aunque en cierta parte del mundo sólo un número muy reducido de mujeres controlan los medios de comunicación a gran escala, en otras partes arriesgan su vida para luchar por la libertad de prensa. Esta es una lucha, en la que a su papel como periodistas deben agregar sus roles femeninos en entornos agresivos en la que tienen que superar una enorme barrera.

Recientemente la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) publicó un estudio en el que se menciona que el 73% de las mujeres que se dedican al periodismo sufren acoso en línea debido a su trabajo. Esta situación se ha manifestado desde que se publicó un discurso de odio sobre amenazas de violencia sexual o física.

Incluso se ha revelado que son hasta 40 países los que se han calificado como peligrosos o muy peligrosos para las mujeres periodistas, de acuerdo con un informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Según el informe, este peligro no sólo acecha a las reporteras en el campo informativo tradicional o en el nuevo espacio virtual (Internet y redes sociales), sino que también encontró un lugar que debería ser seguro: en la redacción.

Esta investigación se realizó sobre la base de cuestionarios a corresponsales y periodistas especializados en temas de género de todo el mundo (hasta 112 países). El informe de investigación enfatizó que Internet se ha convertido en la actualidad más peligrosa para los periodistas (indicado por el 73% de los encuestados), informó la agencia internacional EFE.

No obstante, el 58% de los encuestados comentó que el lugar de trabajo también ha sido un entorno en el que se cometen agresiones sexistas, es decir, después de Internet, la misma área laboral es la menos segura.

Además de la difusión del movimiento #MeToo por todo el mundo, este hecho se ha reforzado. En ocasiones los periodistas son los primeros en atreverse a denunciar casos de agresión o acoso sexual, como en Estados Unidos, Japón o India.

“Tenemos la imperiosa obligación de defender el periodismo con todas nuestras fuerzas y frente a todos los peligros que lo amenazan, entre los que se cuentan las agresiones e intimidaciones sexistas y sexuales”, enfatizó Christophe Deloire, el secretario general de RSF en el prólogo del informe.

Agregó que cree que es “inadmisible” que las que se tengan que enfrentar al mayor riesgo de la profesión, sean las mujeres y que ellas mismas tengan que defenderse en un frente adicional, uno que además es múltiple, ya que se encuentra fuera de la redacción, aunque en ocasiones, también está dentro.

Periodistas mujeres en países de alto riesgo

De acuerdo con el informe, aquellas que están luchando por los derechos de las mujeres, son las que reciben más amenazas, de igual manera, se les consideran vulnerables a las que se hacen cargo de la información deportiva o política.

Sin embargo, hay mujeres que laboran en países considerados de alto riesgo, vulnerabilidad y conflicto, y que ante esta situación sienten su integridad física completamente amenazada.

Un ejemplo de esto es la periodista colombiana, Andrea Aldana, quien desde hace trece años se ha involucrado en temas de conflicto armado, mafias y narcotráfico para el periódico llamado El Espectador, y también es parte del comité editorial de Universo Centro.

Durante un tiempo, Andrea formó parte del programada de acogida temporal de los periodistas buscados en América Latina de Reporteros Sin Fronteras y el Ayuntamiento de Madrid, ha tenido la lamentable experiencia de saber lo que es tener que huir no sólo una, sino más veces de su propio país por recibir todo tipo de amenazas y agresiones por parte de agentes estatales.

Pero todo parece indicar que se tendrá que hacer más que amenazas porque reveló en una entrevista con EFE que seguirá enfrentando esas mismas violencias ya que cree que es una cadena internacional de protección.

Carmen Valeria Escobar también se une a esta lista, una periodista salvadoreña que ha vivido en carne propia un ambiente desfavorable por parte de la política de su propio país de las oficinas del Ejecutivo, que es el área donde está más involucrada.

Mujeres líderes

En toda historia siempre hay dos lados de la moneda, y muestran a las mujeres que actualmente ocupan la dirección de grandes empresas, una de ellas es Gabriela Cañas, quien está al frente de EFE; Bernarda Llorente quien se hace cargo de la agencia argentina de noticias Télam, o de igual forma Nwabisa Makunga quien es la primera directora de The Sowetan, un importante diario en Sudáfrica.

También te puede interesar:

Alondra Reséndiz gana el Premio de Periodismo Walter Reuter

El mundo de las finanzas aún está lleno de sexismo: Christine Lagarde

México suspende la prueba PISA que se aplica a estudiantes de secundaria: MCCI

Dos de cada tres puestos de trabajo perdidos por la pandemia eran de mujeres: INEGI

VIBEtv