Inauguran recorrido virtual de la Casa-Estudio Leonora Carrington

La intención es recrear la casa como estaba en los últimos días de la artista surrealista.

295
Casa-Estudio Leonora Carrington
Foto: @Yo_SoyUAM / Twitter

Leonora Carrington es una de las artistas más importantes del siglo XX y al igual que figuras como Frida Kahlo y Remedios Varo su obra y vida personal están estrechamente ligadas, por lo que la Casa-Estudio que resguarda el legado de una de las surrealistas más destacadas nos ofrece la oportunidad de recorrer su hogar.

Esta semana, a 104 años del natalicio de la pintora, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) inauguró el recorrido virtual la Casa Estudio Leonora Carrington, con lo cual el público tendrá acceso a más de ocho mil 600 piezas y documentos que acompañaron a la artista en su casa, ubicada en la calle de Chihuahua 194, en la colonia Roma.

Algunos de los objetos exhibidos por la UAM incluyen cartas, bocetos, cuadernos, bordados, fotografías y hasta agendas que se podrán consultar de manera virtual.

El proyecto de rehabilitación y adquisición de la que fue casa de Leonora Carrington de 1948 hasta su muerte en 2011 costó un total de 12 millones de pesos, los cuales también se usaron para adquirir 45 esculturas de la artista.

En entrevista para La Jornada, Francisco Mata Rosas, coordinador general de Difusión de la UAM, explicó que el proyecto tiene por objetivo recrear cómo fue la casa de Leonora Carrington en los últimos momentos de su vida.

“Tratamos de preservar, en la medida de lo posible, el último momento de la casa cuando la habitó Leonora. Testimonios verbales, fotográficos, de videos y documentales que hemos visto, y entrevistas”, declaró Mata Rosas, quien reconoció que fue fundamental el acompañamiento de Pablo Weisz, el hijo de la artista.

Para visitar la Casa-Estudio de Leonora Carrington da click aquí.

También te puede interesar:

5 obras para recordar a Leonora Carrington

Michelle Couttolenc se lleva el BAFTA a Mejor Sonido por Sound of metal

Recuperan legado de Hélène Roger-Viollet, pionera del fotoperiodismo

VIBEtv